#Andrea Fernández: “Por encima de todo, la prostitución es una institución perfectamente integrada y aceptada en nuestra sociedad” #noticias #2022

#Andrea Fernández: “Por encima de todo, la prostitución es una institución perfectamente integrada y aceptada en nuestra sociedad” #noticias #2022

El martes, en el Pleno del Congreso, Andrea Fernández levantaba las cejas, asentía con la cabeza y suspiraba de vez en cuando. Gesticulaba mientras escuchaba las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios sobre la proposición de ley que su partido, el PSOE, llevaba a la Cámara: una reforma del Código Penal para “prohibir el proxenetismo en todas sus formas”. La diputada, secretaria de Igualdad de los socialistas, era consciente de que el debate, “sereno del todo”, no iba a ser. Llevaba agitado tres semanas, desde que su partido tuvo que retirar la enmienda sobre proxenetismo de la llamada ley del solo sí es sí para que esta no decayera en la recta final de la tramitación. El motivo: el desacuerdo entre los grupos parlamentarios sobre la prostitución. No es un error. El disenso está en la prostitución, no en el proxenetismo, pero las aristas de esta cuestión son tales que, en el fondo, suponen un choque ideológico por el momento irreconciliable; y en la práctica, obligó a las socialistas a retirar aquella enmienda. Pocas horas después, registraron en el Congreso esa propuesta a debate este pasado martes. El miércoles, un día después de que saliese adelante, Fernández (Valencia de Don Juan, León, 1992) habla sobre el enfrentamiento de posturas y las cuestiones que las atraviesan: proxenetismo, prostitución, trata y pornografía.

Pregunta. Durante el Pleno, varios grupos acusaron al PSOE de haber registrado la propuesta más por reacción que por convencimiento. “Pataleta”, lo llamó Joseba Andoni Agirretxea, del PNV.

Respuesta. La realidad es que el Partido Socialista tiene un compromiso muy firme con el abordaje de esta cuestión. La redacción actual del tipo penal de proxenetismo apenas ha permitido que se dicten sentencias por este delito. En España, en 2021, una. Dado el grado de prostitución que tenemos en este país, es evidente que algo está fallando desde el punto de vista legal.

P. Adriana Lastra, vicesecretaria socialista, recordó durante el debate que hacía casi un siglo que se había hablado por primera vez en el Congreso de abolición de la prostitución. El PSOE ha tenido legislaturas en solitario y muchas oportunidades para tratar este tema. ¿Por qué no se ha hecho?

R. Hemos introducido otras iniciativas y acciones en el Congreso para abordar esta realidad. En cualquier caso, entiendo que estamos en el momento oportuno, contamos con los apoyos. Creo que esta es la primera vez que sucede y tenemos que aprovechar la oportunidad y dar el paso adelante de una manera valiente.

P. Fue también Lastra quien advirtió que esto iba a generar muchas presiones. Entre otras cuestiones, porque mueve una inmensa cantidad de dinero. ¿Pudieron ser presiones lo que hizo que el PSOE retirase en 1995 la tercería locativa?, ¿cree que el Gobierno, el Congreso y la sociedad están preparadas para afrontar esas presiones?

R. El primer caso lo desconozco porque la situación cronológicamente me pilla muy lejos. Respecto a lo segundo, lo empezaremos a ver ahora. Desde luego yo sí percibo que ya existe cierta presión, sobre todo de algunos medios de comunicación que caminan a ridiculizar esta causa, de hacer planteamientos que poco o nada tienen que ver con el fondo del debate. Y por supuesto creo que tiene que ver con que este negocio, efectivamente, mueve muchísimos millones de euros.

P. Va a hacer falta unidad política y a ratos en el Pleno no parecía haber mucha predisposición a ello. Se pronunció muchas veces “paternalismo” y “prohibicionismo punitivo”. Si realmente ningún grupo está a favor de que haya terceros que se lucren con la prostitución de las mujeres, ¿por qué el debate se desvió tanto?

R. Falta de responsabilidad y falta de rigurosidad a la hora de abordar algo que, no nos olvidemos, tiene que ver con víctimas, con mujeres. Hay mucho interés en que este debate se desvirtúe. Ayer escuchamos argumentos que nada tenían que ver con el abordaje del proxenetismo. La intervención de Ciudadanos es un ejemplo lamentable de ello. Lamentable, verdaderamente vergonzoso. A veces da la sensación de que hay portavoces que prefieren tener un buen corte para sus redes sociales.

P. ¿Piensa que eso puede también generar confusión en la ciudadanía, el hecho de mezclar prostitución y proxenetismo y abolición y prohibicionismo? La gente acaba por no entender de qué se está hablando.

R. Sí, puede. Y sin motivo. Nuestro texto no solamente no busca perseguir a las mujeres que se benefician de la prostitución propia, sino que además recoge expresamente que en ningún caso se penalizará a las mujeres que se encuentran en situación de prostitución. Tratar de afirmar que vamos a exponer a las mujeres a mayor vulnerabilidad es rotundamente falso. Además, hemos incluido que las mujeres víctimas de proxenetismo se acogerán al sistema asistencial y de recursos que ofrece la Ley de Libertad Sexual. En cualquier caso, ¿cuál es la alternativa? ¿No abordar desde el punto de vista penal una causa que es claramente delictiva?

P. Ya lo recoge el Código Penal.

R. Claro, el delito de proxenetismo ya existe. Lo que pretendemos es eliminar el criterio de explotación, porque es un término jurídicamente muy indeterminado y está produciendo muy pocas sentencias. Queremos definir el proxenetismo como el lucro de la prostitución ajena. No podemos hacer descansar el proxenetismo en el consentimiento de las víctimas penalmente, es una atrocidad.

P. ¿El foco en el proxeneta?

R. Sí, hay que ponerlo en quienes ponen a esas mujeres en una situación de absoluta vulnerabilidad y de violencia. Creo que sobre eso cabe muy poco debate. Quien quiera calificar esto de prohibicionista, de puritano, tiene más interés en la polémica que en trabajar sobre el texto y por las mujeres.

P. ¿Han pensado en que de forma tangencial esto pueda recaer como castigo en ellas?

R. Esta cuestión está entre nuestras preocupaciones. El Estado tiene la responsabilidad de proteger a las víctimas y por eso, entre otras cosas, incluimos en la proposición que las mujeres víctimas de proxenetismo entren a ser consideradas víctimas de delitos, lo que les da un estatus específico de protección.

Fernández, posa en la sede del partido en la calle Ferraz de la capital, el 8 de junio. Samuel Sánchez

P. Explicaba hace unos días Rocío Mora, la directora de Apramp (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida), que la persecución de la tercería locativa no debe excluir otros lugares. Decía que cuando se persigue lo que se ve, como los clubes, ellos encuentran la forma de irse a otro sitio donde no se les vea.

R. El delito de tercería locativa, tal y como lo hemos planteado, va a permitir que se persiga también la prostitución en los pisos, que supongo que es a lo que se refería la directora.

Lo que pretendemos es un efecto disuasorio, no tanto perseguir penalmente a quien recurre a la prostitución”

P. En cuanto a las penas que proponen, se prevé cárcel para los puteros cuando las mujeres sean menores de edad o personas vulnerables, pero no para las de más de 18, ¿a qué se debe?

R. A una cuestión de progresividad y proporcionalidad. Lo que pretendemos es un efecto disuasorio, no tanto perseguir penalmente a quien recurre a la prostitución.

P. ¿Qué va a ocurrir cuando tengan que abordar de forma específica ese tema? ¿Qué planteamiento tiene el PSOE para aquellas mujeres, sean tres o mil, que quieren ejercer la prostitución libre y voluntariamente?

R. En ningún caso vamos a perseguir jamás a ninguna mujer que actúe en condiciones de libertad. Pero este debate no se debe producir en esos términos, porque estaríamos hablando de situaciones absolutamente residuales y no representativas, poniendo el foco en la excepción. Y desde la excepción no se pueden hacer normas.

P. Aunque sean la excepción, deberán existir mecanismos para proteger también los derechos de esas mujeres.

R. Nos planteamos la prostitución como una forma de violencia contra las mujeres. Nos tenemos que centrar en el grueso de la realidad, que es estructural y que expone a muchísimas mujeres a una situación de violencia absoluta. Pero insisto y quiero dejarlo muy claro: el Partido Socialista jamás va a atacar a ninguna mujer que en condiciones de libertad quiera hacer lo que quiera y así lo hemos incluido en la proposición de ley. Vamos a perseguir a los proxenetas y a los hombres que recurren a prostitución. La prostitución en este país tiene un final tan sencillo como que los hombres decidan dejar de pagar por sexo. Y este es otro de los puntos importantes que nunca están sobre la mesa.

P. ¿Los puteros?

R. Los puteros.

P. ¿Por qué se ha tardado tanto en ponerlos sobre la mesa? No fue hasta 2015 cuando, con la ley mordaza, se dio la posibilidad de sancionarlos.

R. Porque por encima de todo lo demás, la prostitución es una institución social y representa una realidad muy ideológica perfectamente integrada y aceptada en nuestra sociedad. Son las mujeres las que siempre están expuestas a la opinión o al juicio, incluso a la producción normativa. Vivimos aceptando una idea que no es cierta.

P. ¿Cuál?

R. Que la prostitución se ejerce generalmente en condiciones de libertad. No es cierto, es una institución social violenta que somete a situaciones de marginalidad, de precariedad, de atentados contra su integridad física y moral. Eso es lo que debemos abordar desde la política.

P. Le queda poco más de un año a la legislatura, ¿cree que podrá estar en vigor antes de que acabe?

R. Creo que va a estar en vigor antes de que termine este año. Esa es mi apuesta.

P. ¿Y la ley de trata? Lleva seis meses en manos del Ministerio de Justicia.

R. Se está trabajando en ese texto, lo veremos seguramente en breve.

P. ¿En breve cuánto es?

R. No soy quién para decir cuánto pero sí puedo decir que a lo largo de este año el Gobierno habrá hecho público el texto.

La secretaria de Igualdad del PSOE posa para la entrevista con EL PAÍS.
La secretaria de Igualdad del PSOE posa para la entrevista con EL PAÍS.Samuel Sánchez

P. También para esa norma van a necesitar consenso, ¿va a ser posible?

R. Entiendo que no y que cada grupo político tiene sus posiciones, y creo que también hay que naturalizar el hecho de que no siempre estamos de acuerdo y de que somos grupos políticos distintos. Con eso poco más se puede decir o hacer.

P. Por último, pornografía, ¿cuál es su posición respecto a esto?

R. Dos ejes muy claros: educación y protección de los menores en el uso de Internet y redes sociales.

P. ¿Se plantean la regulación de la pornografía?

R. No, de momento no está sobre la mesa.

P. ¿Y el acceso a la pornografía de los menores?.

R. Tampoco.

P. [Fernández se ríe] ¿De qué se ríe?

R. Sé que se publicó que el PSOE iba a prohibir la pornografía, pero no. Me río porque me parece increíble sacarse eso de la nada. Es una polémica inflada por algunos medios, pero falsa. En el texto no hay ni rastro sobre eso. Lo que sí hay ahora es el trámite de enmiendas a esta proposición, abierto a trabajar cualquier cuestión que pueda servir para mejorarlo.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

#Andrea Fernández: “Por encima de todo, la prostitución es una institución perfectamente integrada y aceptada en nuestra sociedad” #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*