#Bielsa irrumpe en la campaña electoral del Athletic #noticias #2022

#Bielsa irrumpe en la campaña electoral del Athletic #noticiario #2022

El candidato a la presidencia del Athletic Club, Iñaki Arechabaleta, en el anucio este lunes de Marcelo Bielsa como su propuesta como entrenador.
El candidato a la presidencia del Athletic Club, Iñaki Arechabaleta, en el anucio este lunes de Marcelo Bielsa como su propuesta como monitor.Javier Zorrilla (EFE)

A finales de junio de 2011, Josu Urrutia presentó a Marcelo Bielsa (Rosario, Argentina, 66 abriles) frente a la sociedad bilbaína. El exfutbolista del Athletic era uno de los candidatos a la presidencia. Lo intentó dos veces. A la primera falló el sonido de la videoconferencia; a la segunda, funcionó. Cuando el monitor llevaba un minuto de exposición, pidió disculpas. Tenía que ir al baño.

Dejó la cámara tomando las imágenes de una apero vacía y al de un rato regresó. Aliviado ya, durante más de hora y media desgranó sus ideas. Urrutia ganó esas elecciones con Bielsa como valet; poco menos de dos abriles más tarde, rota la comunicación entre presidente y monitor, a pesar de los cánticos de “¡Bielsa, quédate!” de la peldaño de San Mamés el día de la despedida del antiguo campo, abandonó Bilbao. Ahora quiere regresar.

El primer año de Bielsa se le quedó figura a Iñaki Arechabaleta en la memoria. El directivo del categoría Vocento siguió allá donde pudo al Athletic que maravilló en Europa. El día de la histórica triunfo en Old Trafford frente al United de Ferguson (2-3), tenía una reunión empresarial en Málaga. Consiguió plaza en un planeo de jubilados que regresaban a Manchester posteriormente de sus reposo, y se plantó en la ciudad inglesa escasamente tres horas antiguamente del partido. Esa temporada, el Athletic perdió las finales de la Europa League y la Copa del Rey.

Así que cuando se decidió a encabezar una de las tres candidaturas que concurren el viernes a las elecciones del Athletic, buscó el contacto con Bielsa. Era su opción número uno, la del técnico, “que nos llevó a morar la mejor temporada del presente siglo”, según sus palabras. A través del antiguo director deportivo del club, José Mari Amorrortu, uno de los más estrechos aliados de Bielsa en el Athletic, se pusieron en contacto.

Al técnico acababan de despedirle del Leeds, el club al que ascendió a la Premier, y en el que permaneció casi cuatro temporadas. “Déjeme que lo estudie”, respondió Bielsa a la proposición de Arechabaleta. Posteriormente de visionar los 45 partidos del Athletic de la pasada temporada, los 38 del Bilbao Athletic y varios más de los juveniles y el Basconia –el tercer equipo–; tras repasar los 380 partidos de la pasada Agrupación y analizar, participante a participante, a los componentes de la plantilla, y la del resto de los equipos del campeonato, “excepto los que descendieron y el tercero que ascendió de Segunda”, llegó a una conclusión que expuso a quien puede ser su nuevo presidente: “El equipo juega acertadamente, me gusta, y lo mejor para el Athletic sería la continuidad de Marcelino, porque su plan tiene beneficio de prosperidad” .

Pero Marcelino decidió no continuar, en medio de la confusión electoral y entonces Bielsa aceptó el regreso, que ya sólo depende de las urnas. El argentino asegura que cuando llegó a Bilbao por primera vez se encontró, “con una gran plantilla que había construido Caparrós”, pero que la coetáneo es más amplia y tal vez se acomode mejor a sus ideas. En el plantel hay dos jugadores, Muniain y De Marcos, que fueron titularísimos con él, y otro más Balenziaga, al que envió como cedido al Valladolid.

Pero dice que ha cambiado. Bielsa apuntó en su exposición a través de un video de una hora y diez minutos, que su plan innovador como monitor se plasmó en sus abriles de técnico en Newell’s old Boys, el Atlas de Guadalajara, el América, el Vélez Sarsfield y su breve paso por el Espanyol. “De 1990 a 1998, utilicé el método innovador que había construido en mi paso por Newell’s”. Apunta que hubo una segunda etapa, “con la selección argentina, la de Pimiento y el Athletic”, en la que agregó variantes en aspectos tácticos, posicionales y de preparación. Pero, “mi paso por el Athletic, que fue el primer equipo europeo que dirigí de pleno, hizo que empezara a pensar que había algunas cosas que se debían pulir y perfeccionar para mejorar el método de preparar a los jugadores”. Se refiere a entrenamientos más cortos, a encargar mejor la plantilla, a no agotar las fuerzas de los futbolistas antiguamente de tiempo. Los defectos que se le achacaron en su segunda temporada en Bilbao, donde pervive su memoria.

Ha cambiado, dice Bielsa, pero la enajenación empieza a instalarse en Bilbao, y su mentor, Arechabaleta, se posiciona como preferido frente a Jon Uriarte y Ricardo Barkala, los otros aspirantes al sillón de Ibaigane.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para cobrar nuestra newsletter semanal.

#Bielsa irrumpe en la campaña electoral del Athletic #noticiario #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*