#Boris Johnson se someterá este lunes a un voto de censura interna por el escándalo del ‘partygate’ #noticias #2022

#Boris Johnson se someterá este lunes a un voto de censura interna por el escándalo del ‘partygate’ #noticias #2022

Finalizado el Jubilio de Platino, el Gobierno del Reino Unido se enfrenta a la resaca de las fiestas. No las que han conmemorado durante cuatro días el largo reinado de Isabel II, sino las que Boris Johnson y su equipo celebraron en Downing Street durante el confinamiento, que provocaron la indignación de los británicos. El grupo parlamentario conservador someterá finamente este lunes a a su primer ministro a una moción de censura interna, a partir de las seis de la tarde (siete de la tarde, horario peninsular español). la cifra mágica de 54 cartas de “retirada de confianza” se ha alcanzado. Al menos un 15% de los diputados tories ha enviado a Graham Brady, el presidente del Comité 1922, un texto con su deseo de que Johnson sea reemplazado en el el cargo. El comité reúne a los llamados backbenchers (literalemente, los diputados de los escaños traseros), la mayoría de los representantes parlamentarios conservadores que no ocupan un puesto en el Gobierno, y tienen por tanto más lealtad hacia sus electores y hacia su propio futuro político que a Johnson.

“El primer ministro celebra que surja la oportunidad de poder defender su postura ante los diputados, y les recuerda que solo cuando estamos unidos y centrados en los asuntos que importan nos convertimos en una fuerza política formidable”, ha dicho un portavoz de Downing Street. La estrategia es clara: una advertencia sobre el daño que puede suponer la imagen de un partido sumido de nuevo en una guerra interna.

La moción de censura se va a celebrar casi dos semanas después de que se publicara el informe sobre las fiestas en Downing Street durante la pandemia, un texto de la vicesecretaria de la Oficina del Gabinete del Primer Ministro, Sue Gray, en el que se pedían responsabilidades a Johnson. Aunque el líder conservador volvió entonces a pedir disculpas al Parlamento y a la ciudadanía en un intento de frenar una rebelión en el partido, el contenido del informe ha vuelto a provocar una tormenta política. En las 37 páginas del texto, Gray, sin nombramientos directos a Johnson, explicaba que “mucha gente estará conmocionada ante la escala del comportamiento que tuvo lugar en el mismo corazón del Gobierno”, y añadía: “Los líderes de más alto nivel, tanto política como administrativamente, deben asumir la responsabilidad por esta cultura [de alcohol y fiestas]”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

#Boris Johnson se someterá este lunes a un voto de censura interna por el escándalo del ‘partygate’ #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*