#Britney Spears despide a su equipo de seguridad tras la irrupción de su exmarido en su boda #noticias #2022

#Britney Spears despide a su equipo de seguridad tras la irrupción de su exmarido en su boda #noticias #2022

La boda entre Britney Spears y el entrenador personal iraní Sam Asghari, celebrada el pasado jueves 9 de junio en su casa de Thousand Oaks, en California, estuvo marcada por un incidente con su exmarido, Jason Alexander, quien intentó colarse en la ceremonia horas antes de que la pareja contrajera matrimonio. La irrupción fue retransmitida por el propio Alexander a través de Instagram y acabó con su detención. Tras lo ocurrido, la cantante ha decidido tomar cartas en el asunto y ha despedido a su equipo de seguridad, que ha sido reemplazado por un nuevo grupo de profesionales. Spears tomó la decisión rápidamente después del incidente, según han asegurado fuentes cercanas a la artista al portal TMZ y han confirmado otros medios estadounidenses.

Lo ha hecho con la ayuda de su abogado, Mathew Rosengart —el mismo que ayudó a la cantante a liberarse de su tutela en septiembre de 2021 tras 13 años bajo el control legal que su progenitor—, quien ha asegurado sentirse “muy agradecido” con las autoridades tras la detención de Alexander por su “profesionalidad” y por la “seriedad con que se están tomando el asunto”. “Esto no es un ‘accidente de bodas’. Fue una infiltración, como todos vimos, por sorpresa”, señaló.

El exmarido de Spears logró esquivar el perímetro de seguridad y acceder a la casa de la cantante horas antes de que la pareja contrajera matrimonio, con la intención interrumpir la boda. Logró grabar los preparativos del enlace, que retransmitió en directo en Instagram, cuando fue visto y arrestado en los alrededores de la mansión. “Britney Spears me invitó aquí. Ella es mi primera mujer, mi única mujer. Soy su primer marido. Estoy aquí para parar la boda”, gritó a los agentes de seguridad antes de ser detenido, mientras continuaba la emisión.

Alexander ha sido acusado de un delito grave de acecho y se le ha impuesto una fianza de 100.000 dólares (más de 95.500 euros). A pesar de haberse declarado inocente, los fiscales del condado californiano de Ventura también lo han acusado de allanamiento de morada y de negarse a salir de la propiedad, así como de vandalismo y de agresión. Además, se le ha concedido a Spears una orden de alejamiento, por la que su exmarido deberá mantener una distancia mínima de más de 90 metros de la cantante, que se extenderá hasta el 13 de junio de 2025.

El detenido es una amigo de la infancia de Spears con el que contrajo matrimonio en 2004 durante un viaje a Las Vegas, pero del que se divorció apenas 55 horas después del enlace. En septiembre de ese mismo año, la cantante se casó con el bailarín Kevin Federline, con quien estuvo hasta 2007. No fue hasta 2016 cuando Spears conoció a su actual marido en el rodaje de su vídeo musical Slumber Party, en el que Asghari aparece junto a la cantante, el mismo año que este emigró de Irán a Estados Unidos.

“Dejé atrás a mis hermanas y a mi madre. Venir aquí, con un idioma completamente diferente, fue un choque cultural. No hablaba ni una palabra de inglés, pero siempre tuve una mentalidad positiva”, afirmaba el año pasado en la revista Forbes, en una de las pocas entrevistas que ha concedido. El pasado mes de septiembre, Spears anunciaba a través de su cuenta de Instagram, donde suma más de 40 millones de seguidores, su compromiso con Asghari. En esta misma red social ha compartido numerosos momentos de su relación con el que ahora se ha convertido en su marido.

#Britney Spears despide a su equipo de seguridad tras la irrupción de su exmarido en su boda #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*