#Carlos Alcaraz no culmina la remontada ante Norrie y cae en Cincinnati #noticias #2022

#Carlos Alcaraz no culmina la remontada frente a Norrie y cae en Cincinnati #noticiero #2022

En el mejor partido del torneo, igualado, repleto de largos intercambios y puntos electrizantes, Carlos Alcaraz sucumbió frente a la siniestra exquisita de Cameron Norrie (7-6(4), 6-7(4) y 6-4) tras no consumar una remontada que, con tintes de épica, terminó por expirar en la orilla. El tenista murciano, que había vencido a Norrie en las tres ocasiones que se habían enfrentado hasta el momento, se llevó el segundo set en el desempate tras darle la dorso a una situación que se antojaba irreversible. Posteriormente, en el tercero, con Norrie todavía digiriendo el impresión, Alcaraz cazó un break a las primeras de cambio y se puso con 1-3 en el tanteador, pero el sajón, sereno, le dio la dorso al diálogo y sentenció la última manga. 6-4.

En el posterior entretenimiento, con Norrie al servicio y la dinámica cada vez más desfavorable para Alcaraz, el zagal murciano, irreconocible, falló una voleo en la red con todo a amparo para apropiarse el punto. Ahí, el discípulo de Juan Carlos Ferrero, serio, cogió la pelota, la miró, pareció charlar con ella, preguntarle, y acto seguido, atiborrado de cólera, la reventó con destino a el firmamento de Cincinnati. “La verdad es que ha sido un partido muy duro, perder este tipo de partidos duele”, dijo en rueda de prensa tras ocurrir por la ducha. Y añadió: “Hay que sacar lo positivo, tengo mucho que mejorar de cara al US Open. Tengo que fijarme en las cosas que he hecho mal en este partido y tratar de amparar el buen nivel durante más tiempo, no tener tantos altibajos”.

En la pista central del Lindner Family Tennis Center, allá del atiborrado, calor húmedo, confusión incipiente, Cameron Norrie, 26 abriles, certificó su billete para las semifinales, donde ya le prórroga el renacido Borna Coric. De padre escocés y mama galesa, Norrie, sajón por genes, nació en Johannesburgo (Sudáfrica), aunque con tan solo tres abriles se mudó a Auckland (Nueva Zelanda), donde todavía residen sus padres. Tras representar al país oceánico como junior, Norrie se asentó en Londres con 16 abriles.

Voluntarioso admirador de otra siniestra, la de Fernando Verdasco, de la caudal de Inglaterra viajó a Texas, donde finalizó sus estudios de Sociología y terminó por dirigir su pasión por el tenis.

Ahora, con la trofeo frente a Alcaraz y el pase a semifinales, el sajón, campeón de Indian Wells en 2021 y semifinalista en la última tirada de Wimbledon, escalará hasta la novena posición del ránking ATP, la mejor de su carrera. “Estoy muy contento. Superar a Carlos [Alcaraz] es muy difícil y siento que hay que hacerlo ahora, cuando todavía es zagal, porque va a seguir elevando su nivel”, dijo Norrie, sonriente, todavía sobre la pista. Y explicó: “Quería hacer un partido duro, de piernas y físico. Creo que es el único punto en el que hoy podía ser mejor que él, así que he tratado de que cada punto fuera lo más holgado posible”.

Con la trofeo de Norrie sobre el zagal de El Palmar, posterior diálogo de la viaje, las semifinales del Masters 1000 de Cincinnati, antesala del US Open, quedan así: (1) Medvedev – (4) Tsitsipas y (9) Norrie – (RP) Coric. En el cuadro femíneo, donde siquiera quedan españolas tras las tempranas eliminaciones de Garbiñe Muguruza y Paula Badosa, las semifinales estarán compuestas de la futuro guisa: Keys – Kvitova y (Q) García – (6) Sabalenka.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para cobrar nuestra newsletter semanal.

#Carlos Alcaraz no culmina la remontada frente a Norrie y cae en Cincinnati #noticiero #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*