#De los memes del príncipe Luis a la discreta aparición de Meghan Markle: lo que el ojo no vio en el palacio de Buckingham #noticias #2022

#De los memes del príncipe Luis a la discreta aparición de Meghan Markle: lo que el ojo no vio en el palacio de Buckingham #noticias #2022

Los festejos por los 70 años en el trono de la reina Isabel II, que ocuparán cuatro días en el Reino Unido, han arrancado este jueves 2 de junio cargados de pompa y boato, pero no hay nada y mejor que la pompa y el boato para que, precisamente, haya detalles curiosos, llamativos o con capacidad de convertirse en carne de meme.

Eso es precisamente lo que ha pasado con la escena familiar en el balcón del palacio de Buckingham, en el que 18 miembros de la familia real británica —los considerados por la reina Isabel II como “en activo” para la institución— han saludado a los curiosos que les esperaban en las calles de Londres. Entre ellos, había tres niños: los hijos de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, Jorge, Carlota y Luis, que han acaparado los focos por ser precisamente eso, niños, y por tanto corretear y hacer cosas que suelen hacer los más pequeños. Pero cuando ese tipo de cosas se hacen delante de millones de ojos que les observan y justo al lado de la anciana reina de Inglaterra, de 96 años, se convierten en momentos virales.

Luis, de cuatro años y el más pequeño de los duques de Cambridge, se ha convertido en el protagonista. Ya en el paseo en carruaje ha llamado la atención por saludar, bostezar y charlar, mientras que sus hermanos (Carlota de siete años y Jorge, de ocho), más mayores, mantenían algo más la compostura. De hecho, él no paraba de saludar, así que su hermana Carlota ha decidido que ya había llegado el momento de parar.

Pero las imágenes estelares de Luis han llegado en el balcón de palacio, primero corriendo y después, y sobre todo, cuando se ha tapado repetidamente los oídos gesticulando mucho mientras sobrevolaban Buckingham los aviones de la Real Fuerza Aérea.

La familia real, en el balcón del palacio de Buckingham en las celebraciones del Jubileo de Platino de Isabel II.
La familia real, en el balcón del palacio de Buckingham en las celebraciones del Jubileo de Platino de Isabel II.Paul Grover (AP)

Su madre, Kate Middleton, se ha agachado para hablar con él y tranquilizarle mientras pasaban las aeronaves, e incluso su bisabuela, Isabel II, le ha dirigido algunas palabras entre sonrisas. Pero él mantenía los oídos bien tapados, abría mucho la boca, hacía muecas y no ha tardado en convertirse en el protagonista de las galerías de fotos y en el gran meme del día.

El pequeño Luis —que, además, también ha llamado la atención por llevar la misma camisa de marinero que vistió su padre en otro Trooping the Colour, pero de 1985— se ha convertido en un inesperado protagonista de la jornada. Pero había otros dos que sí eran muy esperados: Enrique de Inglaterra y Meghan Markle. El segundo hijo de Carlos de Inglaterra y su esposa se marcharon hace dos años a vivir a California y desde entonces no se les había vuelto a ver juntos con la familia real británica. Enrique ha estado en Londres en tres ocasiones, dos de ellas pública y otra no. Las dos primeras fueron con motivo de la muerte de su abuelo, Felipe de Edimburgo, en abril de 2021; y para desvelar una estatua de Diana junto a su hermano, Guillermo, en julio del mismo año. También se supo que el pasado abril, esta vez en una visita privada, él y Meghan Markle visitaron a la reina cuando vinieron a Europa, en concreto a los Países Bajos, por los Juegos Invictus. Pero nada de imágenes oficiales, ni de dejarse ver con miembros de la familia real.

Hasta hoy. Aunque Enrique y Meghan, como muchos otros miembros —nietos y bisnietos de la reina, sobrinos, primos— de la familia real, no estaban invitados a saludar desde el balcón de Buckingham, sí estaban presentes en palacio. No han aparecido de forma oficial, pero algunos fotógrafos les han captado a través de las ventanas, charlando y bromeando con las hijas de Zara Tindall (nieta de la reina e hija de la princesa Ana) y junto a Edoardo Mapelli Mozzi, marido de la princesa Beatriz. Aunque el uniforme militar era de casi obligado cumplimiento para los miembros de la familia con carrera en el Ejército, Enrique no lo ha llevado, optando por un traje oscuro.

Precisamente a quien no se ha visto ha sido al otro gran ausente de la familia Windsor, al padre de Beatriz, el príncipe Andrés. Apartado de la vida pública por su escandalosa relación con el pedófilo estadounidense Jeffrey Epstein —hace unos meses llegó a un acuerdo extrajudicial con una mujer que le demandó por abusos sexuales—, tampoco aparecerá este viernes en la misa de acción de gracias de la catedral de San Pablo. Tal y como han confirmado fuentes de palacio a medios británicos como Hello!, ha dado positivo en coronavirus.

#De los memes del príncipe Luis a la discreta aparición de Meghan Markle: lo que el ojo no vio en el palacio de Buckingham #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*