#El calor da un semana de tregua con lluvias y tormentas sobre todo en el norte #noticias #2022

#El calor da un semana de tregua con lluvias y tormentas sobre todo en el norte #noticias #2022

Tras sufrir una de las olas de calor más tempranas de su historia documentada, el panorama meteorológico de España en el arranque de esta semana será radicalmente distinto, al pasar de temperaturas de hasta 21° por encima de las normales para la época a valores por debajo en la mitad occidental de la Península, donde las máximas serán entre 5° y 10° inferiores a las habituales. Este lunes y el martes ―cuando llegará el verano astronómico a las 11.14 hora peninsular―, todavía hará calor en el Cantábrico oriental, en el noreste, en las regiones mediterráneas y en Baleares, con registros entre 5 y 10° por encima de lo normal. En el resto del país, las temperaturas son más normales para esta altura del año, pero parecerá hasta que hace fresco en comparación con el intenso y extraordinario calor de la semana pasada.

La causa de este fuerte descenso térmico es la presencia de bajas presiones en niveles medios y altos de la Troposfera, junto a la entrada de aire fresco del Atlántico, explica Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). “Ya durante la segunda mitad de la semana, las temperaturas serán las propias para la época: subirán en la mitad occidental, donde al principio de la semana serán más frescas, y bajarán en la mitad oriental, donde son más cálidas”, avanza el portavoz.

“No va a hacer un calor excesivo esta semana”, resume el experto. Este lunes y el martes, todavía se podrá superar los 36° en la cuenca del Ebro, regiones mediterráneas y Baleares. El lunes, las temperaturas bajarán notablemente en el Cantábrico y de forma más ligera en el resto. El martes, lo harán las mínimas y ya solo quedarán noches tropicales, con los termómetros por encima de 20°, en el valle del Ebro, área mediterránea y Baleares. Las máximas se mantendrán sin cambios.

Además, aumentará la inestabilidad, lo que se traducirá el lunes y el martes en lluvias y chubascos en Galicia y el Cantábrico, que pueden ser localmente fuertes y acompañados de tormenta y extenderse a la meseta Norte, aunque más débiles. El martes alcanzarán también al este y a Baleares. En los Pirineos e interior de la mitad oriental, habrá chubascos tormentosos, localmente fuertes y que con fuertes rachas de viento y de granizo, especialmente en la cordillera pirenaica y el sistema Ibérico.

El miércoles será un día de lluvia en Galicia, Cantábrico y noroeste de Castilla y León, que se pueden extender más débilmente al oeste de Extremadura y de Andalucía. Habrá chubascos tormentosos, localmente fuertes en los Pirineos, y más débiles en Baleares, donde podrían estar acompañadas de barro. En el resto, cielos más despejados y temperaturas más bajas en la zona centro, mitad oriental y Baleares. “Ya solo se superarán los 32° en el valle del Ebro, interior de Murcia y de la Comunidad Valenciana, y puntos de Málaga y Mallorca”, detalla Del Campo. “En el resto, las máximas estarán oscilarán entre los 20° y los 30°, más altas cuanto más al este y por debajo de 20° en las comunidades cantábricas y en Galicia”, completa el portavoz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El jueves continuarán las nubes y las lluvias en el tercio norte, con tormentas en los Pirineos, que pueden afectar de forma más débil a otras zonas de la mitad norte peninsular y zona centro. También pueden repetirse las tormentas de barro en Baleares, mientras que en la mitad sur predominarán los cielos poco nubosos con temperaturas algo más altas, salvo en el este y en las Baleares, donde bajarán algo.

El fin de semana es “posible que continúe la situación de lluvias y chubascos en el norte, sobre todo el viernes, cuando de nuevo podrán afectar a otras áreas de la mitad norte”, pero la tendencia será a remitir el sábado y el domingo, días en los que, en principio, los cielos estarán más despejados y “las temperaturas subirán claramente”. Sin embargo, algunos escenarios retrasan esta subida notable a comienzos de la semana que viene.

Balance de los últimos días de la ola de calor

La ola de calor se despidió el sábado con temperaturas “extremadamente altas” todavía en buena parte del país, salvo en el tercio occidental peninsular, donde se produjo un descenso térmico de 4° o 5°. En el Cantábrico oriental y Navarra, “los valores estuvieron nada menos que entre 15° y 21° por encima de los valores habituales para la época del año”, se asombra Del Campo, que destaca las temperaturas de Gipuzkoa, cerca de la frontera de Francia, donde la estación del aeropuerto pulverizó su récord no solo mensual sino todo el año con 42,7°, lo que supone casi tres grados más de su anterior temperatura máxima de junio. El observatorio de Igueldo, en Donosti, con 94 años de registros, también tumbó su récord anual, con 39,8°.

El viernes, el aeropuerto de Valencia batió su récord absoluto con 39,3°, casi un grado más que el récord anterior. Aquella noche, se superaron varios récords de mínima más alta para junio en Bilbao, Granada, Ponferrada, Vitoria, Pamplona y Santander. En Santander, la mínima fue de 21°, lo que supuso su primera noche tropical en junio. El domingo, aunque hubo una “bajada importante” de las temperaturas, de 10° en general en la mayor parte de la Península y Baleares, aún hizo mucho calor en el noreste, con 40° en Hijar (Teruel).

#El calor da un semana de tregua con lluvias y tormentas sobre todo en el norte #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*