#El centro y el norte de España pasan hoy el pico de la ola de calor de junio #noticias #2022

#El centro y el norte de España pasan hoy el pico de la ola de calor de junio #noticias #2022

El centro y el norte de España sufrirán este miércoles el pico de la primera ola de calor del verano meteorológico, que ya atravesaron el martes en el sur de la Península. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pronostica que, en el ecuador de una ola que durará al menos hasta el sábado, se producirá un ligero descenso de las temperaturas en el área cantábrica y en la mitad sur peninsular, mientras que continuarán subiendo en el valle del Ebro.

Este miércoles se mantienen las mismas 15 comunidades que el martes en alerta, pero aumentan de 7 a 9 las que tienen aviso naranja ―riesgo importante, el segundo nivel los de tres que contempla el sistema de Meteoalerta―: Andalucía, Aragón, las dos Castillas, Cataluña, Extremadura, Madrid, Navarra y La Rioja. En amarillo ―el primer nivel― estarán Baleares, Cantabria, Galicia, Murcia, País Vasco y Comunidad Valenciana.

Un día más, la mayoría de las máximas irán de los 35° a los 40°, unos 10 grados por encima de los valores normales para la época. Se esperan, por ejemplo, 40° en Valladolid, Zamora y Madrid, 41° en Jaén y más de 42° en Zaragoza, Sevilla y Córdoba. El martes, el podio del calor lo ocuparon Villarrobledo (Albacete), que se quedó a una décima de los 43°, Talavera de la Reina (Toledo), con 42,5°, y Granada Aeropuerto, con 42,1°. La mínima más alta del país se la anotó Castuera (Badajoz), con 26,4°, seguida de Almadén (Ciudad Real) con 26° y de Trujillo (Cáceres) con 25,3°. También sufrieron una noche tórrida, llamadas así porque los termómetros no bajan de 25°, en Cazorla (Jaén), y la rozaron en otras localidades andaluzas, extremeñas y castellano-manchegas.

El jueves, según detalla el aviso especial de la Aemet, es probable “un nuevo aumento térmico en el área cantábrica, así como un ligero descenso en la vertiente atlántica y otras zonas del interior peninsular”. Y el viernes, malas noticias. Aunque con mucha incertidumbre, la mayoría de los escenarios apunta a un nuevo ascenso térmico en la mayor parte de la Península y Baleares.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La ola terminará entre el domingo y el lunes, aunque de momento no hay una fecha clara. Complica el pronóstico la presencia de una depresión aislada en niveles altos (DANA) —un embolsamiento de aire en capas altas—, que se situará cerca de Madeira y cuyo desplazamiento respecto a la península Ibérica no se puede determinar con precisión. De su trayectoria depende que llegue o no más madera al horno ibérico.

“El sábado, hay dos escenarios, y ambos dibujan a la DANA al oeste de la Península. Desde esta posición, inyecta aire cálido a la Península, lo que se traduce en temperaturas muy altas en buena parte del país. Tan solo habrá refrescado en el tercio occidental, pero en los dos tercos orientales el calor seguirá siendo muy intenso”, detalla el portavoz de Aemet, Rubén Del Campo.

En cambio, para el domingo hay dos posibilidades: “En uno, la DANA quedaría convertida en una vaguada y llegaría aire más frío a España, lo que haría que bajen las temperaturas en todo el país salvo en el área mediterránea y Baleares, pero en el otro, un poquito menos probable, la DANA seguiría inyectando aire más cálido en las mismas zonas que el sábado”. La probabilidad de que refresque es del 55% y de que siga el mismo calor del 45%. Para el lunes, las tres posibilidades que plantean los modelos coinciden: ya habrá entrado aire atlántico y las temperaturas habrán bajado claramente, aunque el escenario más minoritario aún contempla mucho calor en el sur, “pero no tan intenso como el de esta semana”.

#El centro y el norte de España pasan hoy el pico de la ola de calor de junio #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*