#El COE finiquita la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno para el 2030 pero mantiene abierta la puerta al 2034 #noticias #2022

#El COE finiquita la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno para el 2030 pero mantiene abierta la puerta al 2034 #noticiero #2022

Se acabó. Los Juegos Olímpicos de Invierno no se celebrarán en los Pirineos en el 2030. El presidente del Comité Orgulloso Castellano (COE), Alejandro Blanco, ha oficializado este martes la renuncia al plan, pero abre la puerta a sustentar el diálogo con el Comité Orgulloso Internacional (COI) de cara al 2034. La valor llega tras los desacuerdos políticos de la Diputación Universal de Aragón (DGA) con el resto de administraciones implicadas (Generalitat, Gobierno central y el propio COE), poco que Blanco remarcó a lo grande de su comparecencia. “Este plan tenía que aunar voluntades, pero ha derivado en diferencias políticas basadas en mentiras. Hemos destrozado la candidatura en casa”, lamentó Blanco.

El comité asimismo rechaza la posibilidad de presentar un plan exclusivamente catalán para el 2030, como reclamó este lunes la consejera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà. El COE argumenta que el planteamiento con el COI era el de una candidatura conjunta entre Cataluña y Aragón, por lo que ahora no es posible cambiar la hoja de ruta delante la premura de la opción de la sede de 2030, prevista para el primer semestre de 2023.

Blanco argumentó en su comparecencia que la comunicación formal con el COI para oficializar su interés en los Juegos del 2030 empezó con la presencia de Aragón en el plan; a pesar del trabajo previo realizado en Cataluña con la candidatura autonómica Pirineos-Barcelona. Para el COE, la única opción de aspirar a ser sede olímpica interiormente de ocho abriles pasaba por el plan catalano-aragonés. “Enviamos al COI un plan que contaba con el apoyo del Gobierno, la Generalitat y la Diputación Universal de Aragón”, insistió el presidente. Fuentes del Comité insisten en que no es posible dar marcha detrás. “No podemos defender primero que tenemos un plan conjunto, y que a medio camino se caiga una porción”, analizan. Cuestionado sobre qué pasaría si Aragón y Cataluña llegaran a un acuerdo inesperado de última hora, Blanco admitió no tener respuesta. “La candidatura no avanza porque no hay acuerdo y la imagen no ha sido la mejor. Esto nos tiene que hacer reflexionar”, contestó.

El COE aboga por “sustentar el diálogo” con el COI. Su idea es sustentar viva la posibilidad de replantear el plan de cara a la cita del 2034, esta vez sin la menester de agrupar a Cataluña y Aragón. No será sencillo, en todo caso, conmover a este punto porque existe el peligro de que la crisis territorial se reproduzca: El Ejecutor catalán reclama ir en solitario en 2030 o 2034 y Lambán, por su parte, ha defendido que Aragón “hace 30 abriles que sueña con unos Juegos Olímpicos de Invierno y en ninguna de las circunstancias va a renunciar a ese sueño”.

El COE y el COI han pactado un comunicado en que aseguran querer sustentar abierta la puerta a futuros proyectos. “Como parte del diálogo continuo sin compromiso, el COE ha informado al COI que desea seguir trabajando con miras a la celebración de unos Juegos de Invierno en España, pese a que actualmente no estamos en condiciones”, leyó Blanco, que admitió que se habían mostrado “los problemas internos”. Fuentes del COI admiten que conocían el conflicto político entre Cataluña y el Estado, pero que no esperaban que el final del camino se diera por los desencuentros con el Gobierno de Aragón. El mismo Blanco lamentó las interferencias políticas. “Si al final un plan de diálogo se convierte en una erradicación entre constitucionalistas e independentistas no entendemos el plan altanero. Si salimos del contexto deportivo y lo pasamos al político no hay represión”, insistió.

El presidente de Aragón bloqueó hace tres meses un acuerdo técnico validado por sus propios representantes en la comisión técnica compuesta por miembros de la DGA, la Generalitat, el COE y el Gobierno para determinar la ubicación de las disciplinas olímpicas. Carlos Lannes, representante aragonés, pidió en la primera reunión tener las pruebas de fondo y el biatlón, “un pilar” de su civilización deportiva de montaña, dijo, y seguidamente los técnicos catalanes aceptaron contraer las pruebas de esquí montañoso, según avanzó El Mundo y confirmó EL PAÍS. La comisión repartió el resto de pruebas a lo grande de las cinco reuniones siguientes y el acuerdo final determinó 54 pruebas deportivas para Aragón y 42 para Cataluña. Lambán, sin incautación, bloqueó ese plan y reclamó contraer la porción de las pruebas de esquí montañoso para considerar el reparto “igualitario”. A partir de aquí la candidatura entró en un ir y venir de negociaciones sin acuerdo que han llevado al COE a determinar el final de la partida, al menos para 2030.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte carencia, suscríbete.

Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para aceptar nuestra newsletter semanal

#El COE finiquita la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno para el 2030 pero mantiene abierta la puerta al 2034 #noticiero #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*