#El hilo #noticias #2022

#El hilo #informativo #2022

El pasado día 4 tomé un revoloteo, crucé un océano y una cordillera, y llegué de nuevo a Santiago de Pimiento. Los últimos días estuvo lloviendo y se limpió el éter, así que la cocaína, que llega hasta correctamente debajo de las montañas, luce blanca y cegadora en los Andes. Me envuelvo en jerséis y bufandas de garfio para soportar el invierno mientras mi superiora me envía fotos desde un verano infernal. Veo lenguas de fuego que avanzan peligrosamente con destino a ella.

Seguir leyendo

#El hilo #informativo #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*