#El virus de la viruela del mono se hace fuerte en cinco grandes capitales europeas #noticias #2022

#El virus de la viruela del simio se hace robusto en cinco grandes capitales europeas #noticiario #2022

La viruela del simio mantiene su tendencia al incremento en casi toda Europa cuando se cumplen cinco semanas de la alerta internacional que destapó el veterano brote de esta enfermedad nunca registrado fuera de las zonas endémicas de África. Con más de 2.000 casos confirmados en 28 países del continente, las cadenas de contagio siguen sin ser controladas en las tres capitales que primero fueron golpeadas —Londres, Madrid y Lisboa— y la circulación del virus se acelera en otras dos grandes ciudades, Berlín y París, mientras asimismo crece en países como Bélgica, Países Bajos e Italia.

España, con casi 700 casos detectados por las comunidades autónomas, ha precoz en los últimos días al Reino Unido como país con más diagnósticos del mundo. La zona más afectada sigue siendo Madrid, con 510. “Diagnosticamos casos de modo sostenida, un número estable [26 diarios de media en la última semana], lo que indica que existen fuentes de exposición no detectadas, probablemente casos con pocos síntomas no diagnosticados”, explica un portavoz de la Comunidad de Madrid. En la última semana, las notificaciones han crecido con fuerza asimismo en Cataluña, donde han saltado de 14 a 71 en siete días, y en la provincia de Málaga (de 9 a 24).

La viruela del simio es una enfermedad zoonótica cuyo reservorio está en pequeños roedores del centro y oeste de África. De ellos, a través de fluidos, salta esporádicamente al ser humano e inicia cadenas de transmisión que hasta ahora habían sido limitadas, ya que para que una persona contagie a otra se requiere un contacto cartuchón como el que se produce durante las relaciones sexuales, aunque no solo en ellas. La principal novedad del coetáneo brote es la transmisión sostenida del virus entre hombres que mantienen relaciones con otros hombres, vía de contagio que supone más del 98% de los casos confirmados.

La enfermedad no es considerada de transmisión sexual, aunque hay varias líneas de investigación que empiezan a apuntar a ello. Un estudio llevado a término en Italia encontró el virus en el semen de los cuatro primeros casos diagnosticados en el país. “Esto no es poco definitivo porque hay otros virus que están ahí sin capacidad de transmitirse. Pero nosotros lo hemos antagónico asimismo en el exudación rectal de pacientes con proctitis [inflamación de la mucosa de la zona] que ni siquiera tenían lesiones en otras partes del cuerpo. Es poco que desconocíamos y que nos hace pensar que podemos estar en presencia de una vía de transmisión no descrita en la letras científica”, explica Santiago Bronceado, cabecilla de servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Ramón y Cajal (Madrid), que plantea esta hipótesis en un estudio todavía no publicado.

Carlos Maluquer de Motes, profesor de virología molecular de la Universidad de Surrey (Reino Unido) y experimentado en viruela, considera que “va a ser arduo erradicar este brote”. “El virus ha llegado a muchos países, la circulación sigue creciendo y los sistemas de detección y rastreo son limitados. Ahora mismo, los casos confirmados son personas que acuden a los centros sanitarios porque han detectado lesiones, pero no todas lo hacen por el estigma social que existe. Por la misma razón, el rastreo de contactos es muy complicado”, explica este investigador.

Estudios y comunicaciones recientes hechas en Reino Unido, Portugal y Francia han alertado de que buena parte de los casos confirmados no puede identificar a muchos de sus contactos de peligro porque ha mantenido relaciones con personas desconocidas o ha declinado favorecer datos sobre ellos.

“Al menos hay poco positivo en lo que sabemos hasta ahora. Hay muy pocos contagios fuera de las prácticas de peligro y esto significa que el virus no se ha adaptado a otras formas de transmisión. Esto explica que el incremento de casos sea sostenido, pero no exponencial. Pero hay que estar alerta, porque cuanto más tiempo esté circulando el virus, más tiempo tiene para adaptarse”, explica Carlos Maluquer de Motes.

Los virus de la viruela son ADN, mucho menos proclives a súbitas mutaciones que los puedan hacer más contagiosos que los ARN, como el coronavirus. “Los estudios genéticos que comparan el coetáneo virus con el de 2018 [cuando fueron diagnosticados en Reino Unido tres casos con origen en Nigeria] muestran un número veterano de mutaciones de lo esperado. Son mutaciones pequeñas que, por sí solas, no parece que hagan al virus más peligroso, pero lo que no sabemos es si el sensación combinado de todas ellas le ofrece alguna preeminencia a la hora de transmitirse”, detalla este investigador.

El coetáneo brote fue detectado a principios de mayo en el Reino Unido, aunque las posteriores investigaciones revelaron que el virus llevaba algunas semanas circulando, al menos, en Londres, Madrid y Lisboa. La alerta lanzazo por las autoridades británicas quedó confirmada el 17 del pasado mes, cuando Portugal confirmó los tres primeros casos y España detectó los primeros pacientes sospechosos.

Desde entonces, España y Reino Unido se han ido alternando en el primer ocupación de los países con más diagnósticos. Este lunes, frente a los 688 notificados por las comunidades, las autoridades británicas han confirmado 574, más del 80% de los cuales residentes en la renta. En Portugal, el número de nuevos casos parece haberse frenado poco en los últimos días y en la contemporaneidad son 276 (el 85% en Lisboa).

Alemania ha sido el país donde más han crecido los diagnósticos en los últimos días y ya superan los 400, más de 250 en Berlín. En Francia, los casos han pasado en una semana de 91 a 183 (129 de ellos en París). En Países Bajos de 60 a 95, en Bélgica de 24 a 62, en Italia de 31 a 71 y en Suiza de 14 a 40. Estos datos, sin retención, no son totalmente comparables, ya que mientras algunos gobiernos informan diariamente de las nuevas detecciones, otros lo hacen dos o tres veces a la semana.

Fuera de Europa, Canadá es desde el principio del brote el país más afectado. Este viernes tiene 168 y las autoridades de Quebec, la provincia más afectada, han descubierto la profilaxis a aquellas personas que lo soliciten como vía de frenar el brote. En Estados Unidos, donde varios expertos han criticado que se están detectando muchos menos casos de los existentes, el número de diagnósticos ha superado el centenar.

En Latinoamérica se han notificado cerca de una veintena de casos: ocho en Brasil, cinco en México, tres en Argentina y uno en Venezuela y Pimiento. En México, las autoridades tratan de contener el brote surgido en un festival celebrado en Puerto Vallarta y en Argentina preocupa el primer detectado sin historial de alucinación, lo que supone que hay alguna dependencia de transmisión no detectada en el país.

Una enfermera del Hospital Ramón y Cajal en Madrid preparaba el 30 de mayo una prueba PCR para la detección de la viruela del mono.
Una enfermera del Hospital Ramón y Cajal en Madrid preparaba el 30 de mayo una prueba PCR para la detección de la viruela del simio.Carlos Luján (Europa Press)

Coordinación internacional

La magnitud de estas cifras y la aprieto de una robusto coordinación entre países para poner freno al virus —este podría erradicarse en la mayoría de países y retornar a tenderse un y otra vez a través de los viajes si no se adaptan medidas que frenen su circulación— serán debatidas en el seno de la Estructura Mundial de la Vigor (OMS) para osar si la viruela del simio constituye una “emergencia de vitalidad pública de importancia internacional”, poco que cada vez más analistas ven como probable y que supone dar a esta enfermedad la misma consideración que tienen el coronavirus y la polio.

“El virus no debería hacerse continuo en Europa si no salta a un reservorio animal, pero lo cierto es que este brote será más holgado de lo que esperábamos con los primeros casos. Hasta hora no parece que los datos conocidos hayan provocado un cambio en el patrón de relaciones que facilitan los contagios, aunque si no ocurre nulo en un plazo de tiempo más o menos holgado debería extinguirse”, afirma Santiago Bronceado.

Carlos Maluquer de Motes considera que en presencia de las dificultades en el rastreo de contactos y la desliz de disponibilidad de vacunas —España solo ha conseguido hasta ahora 200 y no recibirá las primeras 5.000 dosis de la negocio conjunta de la UE hasta finales de mes— “debería ponerse el foco en el dictamen rápido, mediante un sistema que permitiera a los pacientes memorizar si son portadores del virus en atención primaria”.

Expertos y autoridades temen que la venida del verano y la proliferación de festivales y eventos propicie un incremento aún veterano de la circulación del virus. Pero, como ha ocurrido desde el principio del brote, surge la complejidad de informar y organizar a los grupos con prácticas de peligro sin que esto suponga “una estigmatización por orientación y prácticas sexuales”, como recoge el extremo referencia de evaluación de peligro publicado por el Ocupación de Sanidad.

Por este motivo, “se han mantenido reuniones con los representantes del Consejo Asesor y Consultivo de ONG, organizaciones LGTBIQ+ y diversas sociedades científicas” con el objetivo de obtener su posición e implicarlas para “trasladar los mensajes preventivos a la comunidad LGTBIQ+ y a la sociedad en común”.

La OMS y el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) asimismo han publicado un documento conjunto para divulgar estrategias de prevención e información durante este tipo de festivales. En extremo recuento sobre el coetáneo brote, el primer organismo ha anunciado que dejará de diferenciar entre países endémicos y no endémicos a la hora de informar del brote con el objetivo de “ofrecer una mejor respuesta conjunta al virus”.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

#El virus de la viruela del simio se hace robusto en cinco grandes capitales europeas #noticiario #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*