#Encontrar empleo pese a los obstáculos. Por dónde empezar la búsqueda #noticias #2022

#Encontrar empleo pese a los obstáculos. Por dónde iniciar la búsqueda #telediario #2022

Jennifer (nombre ficticio), hondureña de 40 abriles y víctima de violencia de carácter, no estuvo tranquila hasta que consiguió un anuencia indefinido como limpiadora. Lo mismo le sucedió a su compatriota Claudia, de 44, que se quedó sin trabajo a consecuencia de la pandemia y hoy tiene un anuencia fijo como gerocultora en una residencia de mayores. La estabilidad de ambas mujeres y la de sus hijos pendió de un hilo hasta que asentaron sus condiciones laborales. Las dos son parte de los colectivos vulnerables en España: personas con discapacidad, mujeres víctimas de violencia de carácter o ciudadanos en peligro de salvedad social, entre otros, que se ven arrojados a una carrera de obstáculos a la hora de inquirir trabajo.

Jennifer y Claudia lo lograron. Los expertos coinciden en que una ocupación fija es el creador más importante para sentir cierta seguridad y evitar sobresaltos. Pero el asunto no es solo encontrar un empleo. Aún quedan muchas diferencias por pulir en cuanto a la calidad del mismo. Daniel-Aníbal García, secretario de Finanzas de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), denuncia el agravio comparativo entre las personas con discapacidad, uno de los colectivos vulnerables más numerosos de España, y el resto de la población: “Adicionalmente de un desempleo más elevado, todavía tenemos un salario medio último en todos los grupos profesionales. Es un factor de discriminación, tanto el entrada como la retribución”, asegura.

Qué hacer y dónde aparecer

Para encontrar empleo y atenuar esta brecha, García señala que el punto de partida está en las entidades que representan a estos colectivos. Suelen contar con bolsas de empleo específicas, agencias de colocación y un gran pandeo de información y experiencia acumulada. Facilitan, adicionalmente, la inscripción en el SEPE (Servicio Sabido de Empleo Estatal). Cocemfe, sin ir más allí, tiene inscritas a unas 60.000 personas en su portal de empleo, del que han saledizo cerca de 6.000 contrataciones en 2021.

Apuntarse en una bolsa de empleo no es solo esperar una llamamiento. En muchas ocasiones, subraya García, se incluye una valoración personal o cursos de recualificación, poco esencial, por ejemplo, en casos de discapacidad sobrevenida, como los que se producen tras un suerte o un desahucio. Estas formaciones abren oportunidades en territorios conocidos, como las ocupaciones clásicas del sector servicios, pero todavía en ámbitos emergentes: “Hay que incluir a personas con discapacidad en áreas como la pertenencias verde. Si no, siempre nos quedaremos a espaldas. Cambiar la autopercepción. Nos gusta la frase: ‘Quiero ser tu compañero, o tu principal”, prosigue.

El perito recalca otros dos nichos por explorar: el autoempleo, con bonificaciones y medidas de apoyo para autoempleados y emprendedores, y el empleo divulgado: “Podemos ayudar y orientar a quien lo solicite. Existe adicionalmente un cierto número de plazas reservadas”, detalla.

Otra vía para ceder al mercado sindical a la que conviene prestar atención son las ferias de empleo que organizan algunas empresas. Clece, que gestiona de modo indirecta servicios públicos esenciales, es una de ellas. Lo hace a través de Clece Emplea que, en su primera tirada, celebrada entre el 14 y el 15 de junio, ofertó 2.800 puestos de trabajo en toda España con la billete de 139 entidades públicas y del tercer sector. El evento reunió a 44 técnicos de selección para interviuvar vía telemática a 3.500 candidatos en situación de vulnerabilidad. “Buscamos gentío con ganas de trabajar y que tenga posición. Queremos cerrar el círculo de la integración con una oportunidad sindical”, explica Íñigo Camilleri, director de Selección, Expansión e Igualdad de Clece.

Camilleri destaca la adecuación de los puestos de trabajo a las circunstancias del postulante. En un caso de violencia de carácter, por ejemplo, la víctima tiene una disponibilidad horaria muy determinada, limitada por citas con el abogado o los distintos trámites relacionados con su situación: “Hay que preparar al trabajador. La integración tiene que ser paulatino, con un número de horas en aumento para que le dé tiempo a aprovechar la dinámica y conjugar a la vez su vida personal”, resume.

Silvia Bielsa, una de las técnicas de selección de Clece Emplea, que durante las jornadas de la feria entrevistó a decenas de candidatos, explica que se postulan personas a las que han dañado. “Suelen estar al final. Hay que cambiar la vistazo y ofrecer puestos donde puedan aportar, y reincorporarse así a la rueda social”, explicita.

Educarse para ceder

Cristina Frondoso, responsable de Intermediación y Prospección de Empresas de Pinardi, una unión de plataformas sociales que ayuda a jóvenes en peligro de salvedad y una de las 139 organizaciones colaboradoras de Clece Emplea, considera este evento “el atmósfera valentísimo para explorar el mercado de trabajo. Los candidatos adquieren rutina, tratan con jefes, se forman un costumbre. Nosotros preparamos a chicos que están en el momento vitalista de tener una primera experiencia sindical”.

Esa preparación se plinto en desarrollar las competencias básicas de estos jóvenes, como el trabajo en equipo, la puntualidad, la tolerancia a la frustración, la resolución de conflictos con el compañero: “Cosas tan sencillas como entender dialogar con el principal si un día llegan tarde al trabajo”, apostilla Frondoso. La idea es ubicarles en el mercado para que adquieran poco a poco la parte técnica y actos: “La motivación la llevan ellos. Hay que sensibilizar para que las empresas vean estas bondades”, añade.

Varios técnicos de selección entrevistando a candidatos por vía telemática en la celebración del evento Clece Emplea en Madrid.
Varios técnicos de selección entrevistando a candidatos por vía telemática en la celebración del evento Clece Emplea en Madrid.

Los candidatos no son solo jóvenes. Igualmente se postulan personas mayores, como un padre o una raíz parados de larga duración, fuera del mercado un amplio tiempo, o trabajadores que ven cómo sus negocios cierran y se ven forzados a reinventarse. “El fin es que se reactiven y pierdan miedos, el temido: ‘No sé si sabré’. Con esta reverso al mundo sindical, aunque sea en posiciones sencillas, el luego es más tolerable”, continúa Frondoso.

Una inmersión acompañada

Daniel-Aníbal García, de Cocemfe, denuncia que, en muchas ocasiones, errata comitiva en la integración: “Estas personas necesitan un seguimiento una vez lanzadas a la nueva empresa, la inserción no puede darse solo el día que entran. Por ejemplo, la legislatura incluye adaptaciones físicas al puesto de trabajo, pero no se cumple siempre”.

Este comitiva en la integración es obligatorio en el caso de los centros especiales de empleo, empresas con la tarea de impulsar la integración sindical de personas con discapacidad. Lo hacen a través de unidades de apoyo, un víscera multidisciplinar compuesto por psicólogos y trabajadores sociales, entre otros, que acompaña a los nuevos trabajadores en su inmersión empresarial y alcahuetería de certificar su plena ajuste al mercado sindical. Una especie de aposento de ayuda que siempre está de agente.

Sin incautación, las empresas ordinarias no tienen por qué contar con este arbitrio. Olga Giner es psicóloga y está a cargo de la pelotón de apoyo de Clece en Cataluña, una empresa que sí decidió crear por su cuenta esta pelotón para ayudar a sus trabajadores con discapacidad, víctimas de violencia de carácter o en peligro de salvedad social: “Es un dominio de confianza que agradecen mucho. Pueden sincerarse y contarnos cómo están. Son personas que han pasado mucho tiempo buscando un puesto de trabajo, y eso genera inseguridad”.

Estas unidades evalúan varios condicionantes críticos de cada empleado, como la vivienda, el ocio, la tribu, la salubridad o la situación económica. “Entonces identificamos dónde podemos mejorar, con un comitiva publicación y confidencial”, afirma Giner. El fin es que sepan que la empresa ha querido que estén aquí. “Estamos orgullosos de las experiencias que hemos tenido. Queremos que funcionen y se queden”, termina.

#Encontrar empleo pese a los obstáculos. Por dónde iniciar la búsqueda #telediario #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*