#Guía para las elecciones en Andalucía: sondeos a pie de urna, participación y claves del recuento #noticias #2022

#Guía para las elecciones en Andalucía: sondeos a pie de urna, participación y claves del recuento #noticias #2022

Las elecciones autonómicas de este domingo en Andalucía suponen una reválida para el Gobierno del PP, que aspira a una victoria suficiente como para mantener el poder sin necesidad de acoger a Vox. Desde primera hora hay datos y cifras, pero solo algunos serán relevantes: esta es una guía para no perderse en los momentos clave de la jornada.

9.00. Apertura de urnas

¿Qué dicen los sondeos? A esa hora la mejor aproximación la dan los últimos sondeos, publicados el lunes. El resultado más probable es que el PP sea la fuerza más votada, pero que necesite a Vox para completar su mayoría. La encuesta de 40dB. les da 66 escaños (48 al PP y 18 a Vox), bien por encima de los 55 que son necesarios para tener mayoría absoluta.

Dicho esto, las encuestas son un ejercicio de aproximación y siempre dejan espacio para imprevistos. Aquí repasamos algunas posibles sorpresas, desde un mejor resultado de la izquierda (seguramente insuficiente) a un PP fuerte que pudiese alcanzar la mayoría absoluta en solitario.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

¿Qué tal lo hicieron las encuestas anteriores? Las encuestas de los comicios de 2018 fueron bastante malas. La mayoría de ellas subestimaron la irrupción de Vox, al que apenas daban representación y terminó entrando con 12 escaños. Entonces se las criticó por eso, aunque su fallo más grave fue sobrevalorar a la izquierda: les daban entre 58 y 66 escaños, pero se quedaron en solo 50.

En 2015, por otra parte, las encuestas fueron muy precisas: la clara victoria de Susana Díaz fue prevista por los sondeos.

¿Qué harán los indecisos? No parece que sean unas elecciones con un número especial de indecisos: según la preelectoral del CIS, hace dos semanas había un 25% de indecisos, menos que en 2018 (30%) y parecido a 2015 (25%). En realidad, siempre suele haber muchos: una parte decide al final —y no suele repartirse de manera muy diferente a los que sí declararon el voto— y otra parte de indecisos no vota.

14.00 y 18.00. ¿Qué pasa con la participación?

A lo largo de la jornada se dan tres datos de participación: el primer avance a las dos de la tarde, el segundo a las seis y el definitivo, al final de la jornada (a falta del voto exterior). La advertencia cuando lleguen estos datos es la misma siempre: calma. Las especulaciones a partir de la cifra a mediodía, o incluso a las ocho de la tarde, suelen ser poco útiles. El siguiente gráfico muestra la relación en el pasado entre la cifra de participación y la diferencia de votos entre la derecha y la izquierda.

No hay una relación clara. Con poca participación, la izquierda ha llegado a arrasar (como en 1990) o a perder (como en 2018). Además, incluso si aquí se viese un patrón, eso no bastaría. Para que tengamos que corregir el pronóstico de las encuestas no basta con ver una tendencia en la participación, sino que tendríamos que ver una tendencia que fuese una sorpresa para los sondeos. Por ejemplo, si las encuestas presagian una baja participación, y efectivamente durante la jornada se ve que es así, eso simplemente refuerza su pronóstico, no lo cambia.

20.00. Cierre de urnas: ¿qué dice el primer sondeo?

Cuando los colegios cierren sus puertas se publicarán los primeros números verdaderamente útiles: los sondeos actualizados. En los últimos años, suelen ser encuestas convencionales que no se han podido publicar desde el lunes, por la ley electoral. Canal Sur ha anunciado uno.

Los sondeos de la noche electoral han acertado el ganador de las elecciones generales desde 2011, aunque a veces han sido bastante imprecisos, como pasó en la repetición electoral de 2016. Entonces vaticinaron un sorpasso de Unidas Podemos al PSOE que no sucedió. El gráfico muestra su precisión en generales y en Andalucía.

En 2018, el sondeo de GAD3 en la noche electoral todavía sobreestimó a la izquierda, aunque señaló acertó señalando que Vox tendría más fuerza de la prevista (le dio 8 escaños, que acabaron siendo 11).

Hay que tener en cuenta que estos sondeos se conocen tradicionalmente como “encuesta a pie de urna”, aunque no siempre lo son. Una encuesta se llama “a pie de urna” cuando las entrevistas se hacen a personas que salen del colegio electoral. Esto tiene la ventaja de no tener que predecir la participación, pero tienen otras dificultades: deben hacerse en tiempo récord, son caras y exigen una experiencia particular. En los últimos años, en España no se han hecho encuestas pie de urna. Lo que se publican son sondeos convencionales, con entrevistas durante la última semana, que se difunden a las 20.00 y no antes porque la ley electoral española prohíbe la publicación de sondeos en los cinco días previos a la votación.

20.00. Arranca el recuento: ¿de qué datos fiarse?

Igual que con la participación, conviene ser cautos con los datos que se publican al inicio del recuento, cuando se ha escrutado menos del 10% o 15%. Se espera que estos datos lleguen en torno a la media hora del cierre de las urnas. Lo más práctico durante el recuento es ir fijándose en la tendencia de cada partido, por eso en EL PAÍS seguiremos la evolución del escrutinio en tiempo real.

Esas tendencias dependen de muchas cosas, pero una clave es la ruralidad. Los primeros resultados serán los de las mesas más pequeñas, que suelen corresponder a municipios de poca población. Allí el PSOE ha sido tradicionalmente más fuerte, con lo que los primeros datos podrían ser favorables al partido de Espadas.

Según avance el escrutinio y entren en el recuento las mesas grandes, típicas de municipios más populosos, otras formaciones podrían avanzar. En las generales de 2019, de las que tenemos datos, el patrón es claro: al avanzar el escrutinio, bajaron las fuerzas del PSOE y subieron prácticamente las de todos los demás partidos. Por ejemplo, el PP empezó con 17,8% de los votos —con el 10% del voto escrutado—, pero al final de la noche subió hasta el 20,5% y se apuntó varios diputados más.


Nuestro mapa

Evolución del escrutinio en Andalucía durante las elecciones generales de noviembre de 2019

El escrutinio de las generales fue llamativo porque cambiaron muchos escaños al final, con más del 85% del voto escrutado. Esto no es frecuente, pero es una buena advertencia: a veces puede pasar.

22.00. Finaliza el recuento: ¿quién gobernará?

El resultado más probable es que el PP sea primera fuerza, pero necesite un acuerdo con Vox para apuntalar su mayoría. La encuesta de 40dB. prevé unos 48 diputados para el PP, que todavía necesitaría 7 más. Ese espacio podría llenarlo Vox, que de momento exige a cambio entrar en el Gobierno de la Junta.

#Guía para las elecciones en Andalucía: sondeos a pie de urna, participación y claves del recuento #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*