#Inquietud en sectores del PP por los primeros deslices económicos de Feijóo #noticias #2022

#Inquietud en sectores del PP por los primeros deslices económicos de Feijóo #noticias #2022

Alberto Núñez Feijóo ha decidido centrar su estrategia de desgaste al Gobierno en la economía, pero eso implica manejarse con rigor y con máxima solvencia en un terreno complejo y en permanente evolución como es la situación económica. El líder del PP, que es de formación jurista, llena sus discursos de datos y conceptos económicos y en los últimos días ha cometido algunos errores que han generado inquietud en sectores de su partido. En su primer cara a cara con Pedro Sánchez en el Senado, Feijóo confundió la cifra de la prima de riesgo ―situada en 113 puntos― diciendo que estaba en 250 puntos, lo que motivó el desmentido inmediato de la vicepresidenta económica Nadia Calviño. Para algunos dirigentes populares ese desliz implicó “perder una bala” de un debate que creían ganado contra el presidente. Este miércoles, el líder popular cuestionó que Bruselas fuera a autorizar el mecanismo ibérico que fija un techo en el precio del gas cuando ya habían llegado las alertas unos minutos antes ―como la de EL PAÍS― anunciando la aprobación. En algunos ámbitos del PP atribuyen esos resbalones a la falta de un gabinete preparado para el combate económico con el Gobierno.

En su primer duelo parlamentario con el presidente del Gobierno, Feijóo se equivocó en el valor en el que se situaba la prima de riesgo española, a la que citó para alertar de que España empezaba a tener un problema con su deuda. “Esta mañana se ha intentado colocar 8.000 millones de euros en el tesoro. Ya estamos pagando la prima de riesgo a 250 puntos, la más alta desde verano de 2014″, dijo el martes en el Senado. En realidad, como le corrigió después la vicepresidenta Calviño, la prima de riesgo española (la diferencia entre el bono español y el alemán, el más fuerte) era de 113. Feijóo confundió prima de riesgo con tipos de interés, porque la deuda que se había colocado esa mañana, con cuatro veces más demanda que oferta —un dato muy positivo, según Economía—, lo hizo a un tipo del 2,5%, esto es 250 puntos básicos, de ahí la confusión.

Fuentes de su equipo directo y del equipo económico del PP aseguran que esa cifra no figuraba erróneamente en las notas de Feijóo, ni en el discurso que llevaba escrito, ni en los materiales que se le dieron al gabinete para preparar la intervención ante Sánchez. Estas fuentes atribuyen la equivocación a un “lapsus” de Feijóo al “confundir” los 250 puntos del tipo de interés con la prima de riesgo durante un discurso que en esa parte no leyó.

El error no pasó desapercibido en ámbitos del PP, donde se apunta al gabinete del líder como el problema. “Feijóo pide mucha información, pero no confirma los datos correctamente. Su gabinete no está preparado para discernir los temas económicos. Ha cometido varios errores con las cifras y algunos conceptos que han pasado desapercibidos”, se queja un dirigente popular. El gabinete del líder popular está formado fundamentalmente por su equipo de asesores de confianza de la Xunta de Galicia, todos de formación periodistas. Aunque otros dirigentes de primera línea defienden que “sin haber sido preciso” la confusión sobre la prima de riesgo “no es ninguna barbaridad” porque “la prima de riesgo va implícita en el tipo de interés”, reconocen también que el traspié hizo perder una oportunidad contra el presidente. “Hemos perdido una bala muy buena porque el debate lo tenía ganado Feijóo a Sánchez”.

Solo 24 horas después, el miércoles por la tarde, Feijóo pronunció otro discurso económico ante un público de empresarios en el foro Expansión, en el que puso en duda que el tope al gas que se iba a aprobar este jueves en el Congreso tuviera la autorización de la Comisión Europea. “Se dijo también a los españoles que Bruselas nos había autorizado lo que denominan ‘la isla ibérica’. Bueno, pues de esto hace dos meses, pero por ahora la excepción ibérica consiste en que la luz sigue subiendo. ¿La propuesta del Gobierno tiene la autorización de Bruselas? ¿Vamos a aprobar la propuesta del Gobierno sin que previamente la autorice Bruselas?”, inquirió el líder del PP en un discurso que había comenzado a las 18.42 horas. El problema es que cinco minutos antes ―a las 18.37 exactamente―, la alerta de EL PAÍS ya estaba en todos los teléfonos móviles con el titular: “La Comisión Europea aprueba el mecanismo ibérico para abaratar la luz”.

En su equipo defienden que no tuvo tiempo de mirar el móvil antes de salir al estrado y que la confirmación oficial de la noticia por Sánchez y el portugués António Costa no llegó por sendos tuits hasta las nueve de la noche. Argumentan también que no se sabía que la decisión fuera inminente ―aunque la prensa económica contaba esa misma mañana que la Comisión tenía lista para su aprobación el miércoles o jueves―y subrayan en todo caso su “tranquilidad”. “Si a lo que se va a agarrar La Moncloa para criticarle es a que no miró el teléfono cinco minutos antes, es que vamos bien”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Pero los episodios han provocado runrún en el partido, donde ya fue recibido con frialdad el equipo económico de Feijóo, liderado por el consejero de Hacienda de Andalucía, Juan Bravo, y formado sobre todo por consejeros de Hacienda autonómicos, sin otras figuras de relieve. En la etapa de Pablo Casado al frente del PP, Feijóo, como otros barones populares, cuestionaba la falta de un referente económico claro. Ahora las mismas dudas le vuelven como un bumerán.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

#Inquietud en sectores del PP por los primeros deslices económicos de Feijóo #noticias #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*