#Los jóvenes se topan con la burocracia: “Solicitar el bono cultural es más difícil que sacarse el bachillerato” #noticias #2022

#Los jóvenes se topan con la burocracia: “Solicitar el bono cultural es más difícil que sacarse el bachillerato” #noticiero #2022

Un concierto de Rosalía, la nueva entrega del videojuego FIFA, un tomo con las últimas aventuras de Spiderman o una suscripción a una plataforma para disfrutar de la serie de moda. Y todavía son muchas más las opciones que ofrece el bono cultural verde: una ayuda de 400 euros que aquellos que cumplan 18 abriles este 2022 pueden volver en la industria cultural. El incentivo echó a caminar el 25 de julio, como una de las medidas hado del Gobierno. Pero de momento el camino hasta lograrlo no es liviana. Y mucho menos para un rango de años que no acostumbra a enfrentarse a la burocracia. A eso se le suman problemas con los servidores de los portales oficiales y una dietario sobrecargada que complica la fabricación de una cita para realizar los trámites necesarios de forma presencial, según testimonios recogidos por este gaceta. El panorama empeora, adicionalmente, para quien resida en pueblos y municipios pequeños, donde hay menos oficinas de atención presencial.

El ministro de Civilización y Deporte, Miquel Iceta, declaró este miércoles, en una entrevista en La 1 de TVE, que eran comprensibles las dificultades en presencia de el “alud de solicitudes” que están llegando. De momento han recibido más de 180.000 de las 500.000 a las que aspiran —el total de los jóvenes nacidos en el 2004— y se han adherido más de 3.000 empresas. Faltan, pues, más de la centro de los beneficiarios, con un plazo que vence el 15 de octubre. Civilización rechazó ofrecer más datos a este diario, ni concretar cuántas de las solicitudes han sido exitosas.

Mientras, los solicitantes comparten en redes sociales lo complicado que es solicitar el bono. Una queja que se repite en Twitter: “Más liviana ha sido el bachillerato” (@juliabarroso_g). Otras: “Casi peor que averiguar calle” (@OsorioClaara). Al pedirlo “deberían darte además el título de ingeniería informática con matrícula de honor” (@turtleshoodie). O “el tiempo de vida que estoy invirtiendo vale más que los 400 euros” (@s0nia_biene). ¿De dónde vienen tantas complicaciones? Esther Rodríguez, directora del portal pedirayudas.com, donde asesoran a personas que no son capaces de conseguirlo por sí mismos, asegura que “los problemas son múltiples, aunque sobre todo a nivel tecnológico”.

La principal barrera con la que chocan los solicitantes tiene que ver con el sistema de autenticación. “Genera más fallos de los que debería y es lo que más quebraderos de comienzo ha estado dando, al menos hasta hace poco. Anteriormente, solo se podía solicitar con certificado electrónico y/o [email protected] permanente, dos sistemas que requieren ciertos conocimientos técnicos y experiencia en trámites que no todos poseen”, apunta Rodríguez. Por otra parte, para conseguir uno y otro es necesaria una cita presencial, poco que en estas fechas no es liviana, tanto por el calendario veraniego como por la saturación de las oficinas encargadas de esta mandato. Aunque además ha habido ganancia para mejoras: “Hace poco el trámite ha sido simplificado tenuemente y ahora, si ya has cumplido los 18 en 2022, se puede solicitar con certificado digital y DNI. Y si cumples 18 este año, pero todavía eres beocio de años, hacen descuido [email protected] PIN y [email protected] permanente”, explica la directora.

El portal advierte de la necesidad de un certificado digital, DNIe o Cl@ve.
El portal advierte de la menester de un certificado digital, DNIe o [email protected]

Julián Quintana, de 17 abriles, coincide como muchos jóvenes de su años con este dictamen sobre la dificultad de hacer los trámites. Destaca la incomodidad de los portales oficiales: “El problema es sobre todo lo incómodas que son las páginas del Estado. Porque en la solicitud del bono en sí se nota el esfuerzo por llevarte de la mano y que sea atún. Pero en cuanto tienes que registrarte en [email protected] o suministrar el certificado posible, uno se pierde y terminas recurriendo a páginas externas con guías sobre qué hacer”. En definitiva, “al final te terminas enterando, pero es muy arduo”.

Lo que sí tiene claro este verde es en qué quiere desgastar su pasta: cómics, videojuegos digitales y en ir a menudo al cine, incluso probará con el teatro. El Ocupación de Civilización fijó cómo se tienen que repartir esos 400 euros: 200 para artes en vivo, 100 para productos culturales en soporte físico y otros 100 para consumo en carrera. Entre otros campos, excluyó tauromaquia, cocina o moda, y estableció que la negocio de libros ha de realizarse de forma presencial, en presencia de el temor de que gigantes como Amazon se llevaran buena parte del pastel.

Una vez solicitado con éxito el bono, pasará a estar en revisión. Las ayudas no empezarán a concederse hasta septiembre.
Una vez solicitado con éxito el bono, pasará a estar en revisión. Las ayudas no empezarán a concederse hasta septiembre.

Natalia Montero, de 18 abriles, tiene pensado desgastar la mayoría de los 400 euros entre libros y videojuegos. No le interesan tanto las plataformas de suscripción. Tanto ella como sus amigas se están topando con un pared a la hora de hacer la solicitud: “Cuando intentamos registrarnos tras sacarnos [email protected] en la página del bono nos pedía aun así el certificado digital y la autofirma. No obstante, llevamos varios días intentándolo y no hay respuesta ninguna de la página, solo nos sale que puede acaecer un problema con las ventanas emergentes”.

María Soledad Cruz-Guzmán García, portavoz de Civilización del PP en el Congreso, añade otras dos quejas. Por un costado, el momento favorito, “en pleno agosto, con retraso respecto a las promesas, cuando ya han pasado el verano y los grandes festivales para los consumidores y, a la vez, para las empresas pequeñas va a ser más difícil sumarse”. Y, por otro costado, la comunicación: su partido se indignó porque el ministro recogió en Twitter un artículo de El Huffington Post titulado ¿Tienes 18 abriles? Por otra parte de sufragar puedes disfrutar los 400 euros del Bono Cultural. “Le faltó proponer ‘votad por nosotros”, lamenta Cruz-Guzmán García. Y subraya que la compromiso de la adquisición de libros de guisa presencial castiga a los portales de las librerías españolas, como Todostuslibros.com, o a los jóvenes de la España vaciada.

Civilización no contestó a ninguna de las preguntas de este diario sobre estos problemas y sus posibles soluciones. Fuentes del servicio se limitaron a subrayar que “el proceso acaba de comenzar” y que “la grado presente es la de recibimiento de solicitudes a través de la plataforma habilitada en la web”. Es proponer, todavía nadie ha recibido la emplazamiento “polímero monedero”, ya sea de forma auténtico o posible, para iniciar a desgastar su bono. Iceta, en La 1, estimó que empezarán a conmover “a lo liberal de septiembre”. El ministro además subrayó que parte de las dificultades se deben a que es la “primera vez” que se aguijada este tesina y que, a lo liberal de los abriles, ya irá más rodado. Así sucedió en Francia o Italia, los modelos que inspiraron el bono cultural gachupin.

En pedirayudas.com creen que todo sería mucho más sencillo si el Gobierno hiciera uso de los datos censales que tiene registrados: “Perfectamente podría mandar este bono directamente a sus hogares, sin menester de una tramitación previa. En cierta forma, parece que la medida además se enfoca en que los ciudadanos y las ciudadanas de este país obtengan ya estos sistemas de autenticación, para sus no tan lejanos trámites online”. He aquí el único coste del bono cultural verde: educarse a contender con la burocracia.

Toda la civilización que va contigo te aplazamiento aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

#Los jóvenes se topan con la burocracia: “Solicitar el bono cultural es más difícil que sacarse el bachillerato” #noticiero #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*