#Los trabajadores de consultoras y tecnológicas secundan el primer paro de su historia: “No puede ser que la explotación sea norma” #noticias #2022

#Los trabajadores de consultoras y tecnológicas secundan el primer paro de su historia: “No puede ser que la explotación sea norma” #telediario #2022

Yolanda Becerro, técnico especialista en infraestructuras, en un parque en Madrid este jueves.
Yolanda Novillo, técnico experto en infraestructuras, en un parque en Madrid este jueves.JUAN BARBOSA

Roberto Rodríguez —nombre ficticio a petición del entrevistado— lleva casi 30 abriles como ingeniero de telecomunicaciones. Su recorrido gremial, de ocho horas diarias, suele matar a las seis de la tarde, pero este jueves ha pálido el ordenador a las cuatro. Los sindicatos UGT y CC OO han convocado un paro de dos horas, el primero de la historia en el sector de las tecnologías de información y comunicación (TIC), para presionar a la patronal AEC a que proponga mejores condiciones laborales de cara a la renovación del convenio colectivo, que está caducado desde finales de diciembre de 2019.

Muchas empresas del sector han disparado sus beneficios durante la pandemia conveniente a la digitalización que impuso el teletrabajo y a la inyección de los fondos europeos Next Generation. Sin requisa, las organizaciones sindicales denuncian la precarización de los más de 500.000 empleados de las consultoras tecnológicas, que incentiva la fuga de talento a otros países y pone freno a las vocaciones universitarias.

Actualmente, del total de las plantillas vinculadas a las TIC, un 11% están trabajando con un entendimiento temporal, lo que supone un incremento del 18% con respecto al primer trimestre de 2021, según la Pesquisa de Población Activa. Los datos del Servicio Sabido de Empleo Estatal son aún más tajantes: solo en el mes de abril del año pasado, del total de 45.264 contratos notificados en el sector, el 46,6% tienen una duración inferior a 6 meses, y de entre estos, el 76,8% son contratos de menos de 7 días. El convenio colectivo es un “copipega” del Estatuto de Trabajadores, advierte José Luiz Mazón, responsable de TIC y consultoría de FeSMC-UGT. “Frente a sus condiciones mínimas, las empresas clientes han empezado a pedir precios más bajos y los contratos se renuevan mediante subastas”, afirma.

El sector se enfrenta a un desajuste: los puestos vacantes han aumentado un 362% respecto a 2021, pero a la vez los demandantes de este tipo de empleo disminuyen. Los sindicatos consideran inasumible que diez categorías profesionales estén por debajo del salario insignificante en un sector de tan entrada cualificación (están por debajo del sueldo central porque aún deben revisarse). “Sus profesionales estudian carreras técnicas, costosas en tiempo y en cuartos, y luego el mercado no les ofrece una compensación coincidente con el esfuerzo que hacen”, critica Fernando Paje, secretario de políticas sectoriales de servicios técnicos de CC OO.

La primera exigencia de los sindicatos concierne una renovación de las tablas salariales. El sueldo medio mensual del sector en España se sitúa muy por debajo de los que tienen países del entorno: frente a los más de 5.000 euros en Alemania, Francia y Reino Unido, las TIC españolas ofrecen una remuneración media de 2.810 en los ámbitos de ciberseguridad y Big Data. Pero esta número desciende hasta los 1.616 euros en consultoría tecnológica y en el incremento de aplicaciones.

El sueldo de Rodríguez sigue estancado desde hace 15 abriles. Se considera afortunado en comparación con sus compañeros mileuristas, pero admite que el mordisco de la inflación está abriendo un agujero en su faltriquera. “Si todos los precios se elevan, pero la retribución se queda congelada, poco error. Yo tengo poco de colchón, pero no sé cuánto durará. Gracias a Dios, mis padres me han podido echar una mano con el suscripción de la hipoteca”, cuenta. La cuestión salarial es la punta del iceberg. Las dietas laborales y el kilometraje previstos a la hora de desplazarse están obsoletos frente a la ascenso de precios. Encima, los servicios desempeñados por las noches y los fines de semana no están regulados por el convenio. “Si tienes la suerte de estar involucrado en un esquema que cuenta con anciano presupuesto, tendrás una compensación más entrada. Pero si el principal no se lo puede permitir, no recibes ausencia más. Queda a capricho de tu responsable”, agrega.

Gastos no abonados

Yolanda Novillo, técnico experto en infraestructuras en una multinacional desde hace cinco abriles, coincide en que el convenio colectivo se ha vuelto anacrónico, sobre todo posteriormente de la implementación del teletrabajo. El 90% de su plantilla ejerce su actividad desde su domicilio en condiciones no reguladas. “La empresa nos proporcionó portátiles, pero el resto de conceptos los abonamos por nuestra cuenta. La ejecución de la luz se ha incrementado entre un 15% y un 20% en los últimos meses”, asevera. La compañía de Rodríguez le acredita entre 15 y 20 euros mensuales para compensar los gastos de teletrabajo. “No llega ni siquiera para satisfacer la conexión a internet”, zanja.

Desde el aparición de la pandemia, Novillo se ha percatado de que las cargas de trabajo se han multiplicado. “Es difícil cortar a la hora exacta cuando trabajas desde casa y hay que matar un esquema. Como la empresa no quiere contratar más clan, los empleados tienen que multiplicar sus habilidades, tomarse el tiempo para formarse y encargarse más encargos”, añade.

Tanto UGT como CC OO califican el paro parcial de este jueves como un gran paso tras las concentraciones de delegados que se han realizado previamente. Ahora mismo, su intención es dejar a la patronal la oportunidad de recordar y, si no lo hace, retomarán las movilizaciones y evaluarán la convocatoria de una segunda huelga, posiblemente de un día completo. “Nos hemos convertido en los últimos, porque tenemos que brindar nuestra vida totalmente a la empresa. No puede ser que la explotación sea norma. Hay que cambiar el chip y iniciar a darnos cuenta de que si los informáticos paramos, se para el país”, concluye Mazón.

#Los trabajadores de consultoras y tecnológicas secundan el primer paro de su historia: “No puede ser que la explotación sea norma” #telediario #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*