#María Corbera y Antía Jácome lideran el piragüismo español: 15 medallas en el Europeo de Múnich #noticias #2022

#María Corbera y Antía Jácome lideran el piragüismo gachupin: 15 medallas en el Europeo de Múnich #informativo #2022

Luego de cerrar el Mundial de Canadá con el primer puesto en el medallero (con ocho metales, 4 de oro) el piragüismo gachupin se lleva 15 medallas en el Europeo que ha terminado este domingo en Múnich (5 oros, 7 platas, 3 bronces). El equipo, liderado por una incansable María Corbera (plata mundial a principios de agosto en el C1-200 y campeona de Europa en la ciudad alemana en el C1-500, y en el C1-5000) y por Antía Jácome, campeona de Europa en el C1-200, muestra una vez más el espléndido estado de lozanía del que goza el segundo deporte gachupin con más medallas olímpicas (20, una menos que la vela). Y el estado de misericordia de Corbera, que se va de la ciudad alemana con tres metales en tres días.

En el Europeo de Múnich compitieron los palistas y las embarcaciones que no se clasificaron para el Mundial de principios de agosto en Halifax. Así lo estipularon las normas de la Coalición: adecuado al altísimo nivel del piragüismo gachupin se hicieron unos selectivos internos el pasado mes de abril para determinar qué embarcaciones lucharían por las medallas en el Mundial y cuáles, por exclusión, irían al Europeo previo paso por la Copa del Mundo de Raçice. No puede suceder más de un barco por país y a España, que es potencia mundial, le sobran talentos.

Las tres medallas de Corbera

María Corbera y Antía Jácome, que empezaron el domingo con una plata en el C2-200 (se les escapó el oro por 52 milésimas, lo ganó Hungría) son una buena muestra del nivel del piragüismo gachupin. Mantienen un pulso deportivo desde el precedente ciclo desconsiderado. En julio del año pasado, se disputaron la plaza para los Juegos de Tokio en una final interna. Ganó Jácome que, en Tokio, con 21 primaveras, alcanzó su primera final olímpica en el iniciación de la canoa femenina y fue chale. Pocas semanas a posteriori, en el Mundial de Dinamarca conquistó la plata.

Este año, el selectivo del C1-200 (que será prueba olímpica en París 2024) para el Mundial lo ganó Corbera, madrileña de 29 primaveras, que en Canadá fue plata detrás de la campeona olímpica Nevin Harrison (y bronce en la larga distancia del C1-5000). En Múnich esta semana Corbera ha competido en otras dos categorías y en las tres sacó medalla. En el C1-500 (más de resistor, menos de velocidad) se colgó el oro, que aumenta el pillaje de la plata del C2-200 y de otro oro en el maratón del C1-5000 (mejor marca europea con 25m: 46s; la segunda, la alemana Annika Loske llegó a 55 segundos). El C1-200 lo disputó Jácome y lo ganó con mucha autoridad y una gran remontada a partir de los 150 metros. Lo celebró con una sonrisa de oreja a oreja. Más sabiendo que preparó el Europeo con algún que otro sobresalto: en otro sitio y con otro preparador. El suyo desde 2015, Marcel Glavan –el mismo de los campeones del mundo Tano García y Pablo Martínez– se marchó por sorpresa a principios de junio. A los tres jóvenes piragüistas no les quedó más remedio que dejar Sevilla y marcharse a toda carrera a Mallorca para entrenar con Kiko Martín, el técnico de Sete Benavides.

Antes, no parecían las mejores condiciones -o al menos las más tranquilas- para preparar un Europeo, pero Jácome tiró de orgullo. El oro que ha conseguido este domingo en el C1-200 cierra la temporada del piragüismo y abre oficialmente la pelea entre ella y Corbera para una plaza en los Juegos de París 2024. Jácome, gallega nacida en Pontevedra, se trasladó a Sevilla en 2015 cuando se creó el primer asociación de canoa femenina para trabajar con vistas a los Juegos de Tokio. De aquel asociación que se creó en Andalucía, Antía fue la primera en incorporarse y es la única que sigue. Su extécnico lo explicaba así: “El que la sigue, la consigue”. Ella, que llegó a Sevilla sabiendo recorrer en canoa y poco más, dice que lo primero qué pensó es en dónde se había metido: “Yo tenía 15 primaveras, cuando empiezas con la canoa piensas que es un recreo… el cambio al equipo franquista fue formidable. Fue duro y empecé a echar de menos mi casa y mi tribu”. Siete primaveras a posteriori se ha convertido en una firme candidata a una medalla olímpica.

Pero, tendrá que pelear la plaza con Corbera, madrileña de 29 primaveras. Empezó en kayak, pero agotada, estuvo a punto de dejar el piragüismo, había llegado al coto de cansancio mental. La salvaron sus inquietudes y las ganas de pasarse a la canoa. Se tomó el cambio como un oposición y aquí está soñando con unos Juegos. Hace poco, en una entrevista en Telemadrid, recordaba el piropo que le hizo David Cal (el rey de este deporte, cinco medallas olímpicas en canoa). “Me dijo que admiraba lo que hacía con la canoa en tan solo seis meses porque él en sus inicios siempre se caía”. Corbera dice que, a sus 29 primaveras, está como si acabara de aparecer.

Spain's Maria Corbera competes to win the women's C1 500 meters canoe sprint final at the European Canoe Sprint Championships in Munich, Germany, Friday, Aug. 19, 2022. (Sven Hoppe/dpa via AP)
Spain’s Maria Corbera competes to win the women’s C1 500 meters canoe sprint final at the European Canoe Sprint Championships in Munich, Germany, Friday, Aug. 19, 2022. (Sven Hoppe/dpa via AP)Sven Hoppe (AP)

Por otra parte, Paco Cubelos, el capitán del equipo, 29 primaveras y una vida en la élite, que volvió de Canadá con un bronce mundial en el K1-5000, cosechó dos metales en este Europeo: la plata en el K4-1000 (pegado a Roi Rodríguez, Pedro Vázquez e Íñigo Peña) y la plata en el K2-1000 pegado a Iñigo Peña, su compañero de aventuras en los Juegos de Tokio. Ninguna de estas dos pruebas será olímpica en París 2024 (los hombres solo competirán en el K1-1000, K4-500 y K2-500).

En el K2-1000 mujeril, Begoña Lazkano y Laia Pelachs consiguieron la medalla de bronce. Bronce además fue Isabel Contreras en el K1-1000. En las distancias más largas, Walter Bouzan, 44 primaveras, fue plata en el K1-5000 y en categoría femenina Eva Barrios, 29, fue bronce.

Pablo Graña, que en Canadá se subió al escalón más suspensión del podio en el C4-500 (prueba no olímpica en París 2024) pegado a Joan Bronceado, Manuel Fontán y Adrián Siero, conquistó en Múnich la plata en el C1-200. En canoa, España se proclamó campeona de Europa además con Adrián Sieiro y Juan Antonio Bronceado en C2-500 que no pudieron disputar el Mundial porque la plaza la ganaron Tano García y Pablo Martínez (oro en Canadá y la pareja con más futuro de la canoa española). El C2-500 será prueba olímpica en París 2024. En el C2-200 Alfonso Benavides y Antoni Segura fueron plata.

En paracanoe, Juan Antonio Valle se proclamó campeón de Europa en la prueba de KL3-200. Higinio Rivero fue plata en VL2-200. Hace un año, en la cita europea de Poznan (Polonia), España acabó sexta en el medallero con dos oros (C1 200 y C2 200) y una plata (K2 1000 mujeril). Este año es tercera, por delante de Gran Bretaña y por detrás de Hungría y Alemania.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para percibir nuestra newsletter semanal.

#María Corbera y Antía Jácome lideran el piragüismo gachupin: 15 medallas en el Europeo de Múnich #informativo #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*