#Mónica Oltra dimite como vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano #noticias #2022

#Mónica Oltra dimite como vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano #informativo #2022

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha presentado su dimisión cinco días a posteriori de ser imputada por el supuesto encubrimiento del caso de extralimitación de su exmarido a una pequeño tutelada. La presión desde su propio partido, Compromís, y desde sus socios de gobierno, tanto PSPV como Podem, ha llevado a Oltra a tomar la atrevimiento de dejar sus cargos en el Gobierno valenciano. “Me voy con la cara proporcionadamente suscripción y los dientes apretados”, ha asegurado Oltra, quien ha llegado a la sede de Compromís poco ayer de que comenzara la ejecutiva en la que se iba a tratar su situación tras la imputación. Pese a que la presión ha llegado por varios flancos, Mónica Oltra ha significado, fundamentalmente, dos: los socialistas y los medios de comunicación. Así, ha dicho que se va para no ser responsable de la salida de Compromís de la Generalitat, tras la advertencia del presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, de destituirla si ella misma no adoptaba la atrevimiento de dimitir. “No será por mí. No voy a comprometer el cambio que se inició en 2015”, ha dicho. El hecho de que haya decidido anunciar su dimisión sin comunicárselo previamente a Ximo Puig desvela la tensión y el malestar entre uno y otro: “No voy a ser su coartada para que expulse a Compromís del Gobierno”, ha insistido. Adicionalmente, ha hablado de “de la infamia sumarial y mediática”.

En una rueda de prensa improvisada y visiblemente afectada, Mónica Oltra ha mantenido su disertación de la persecución política: “Ganan los malos”, ha dicho. “Que nadie piense que es posible hacer política contra los poderosos. Los que van contra los poderosos se los van a cargar con denuncias falsas. Uno a uno”, ha preparado en remisión al origen de las querellas que la han llevado a los tribunales, presentadas por sectores de la ultraderecha.

Oltra no solo deja sus cargos en la Generalitat valenciana sino que además deja su escaño en las Cortes, lo que supone que pierde su condición de aforada y, por consiguiente, el caso volverá al auditoría de instrucción en el que comenzó a investigarse. “No necesito estar aforada. Si no soy digna de estar en el gobierno, menos lo soy de estar en la Cámara de representación popular”, ha indicado.

La comparecencia urgente de Oltra ha pillado a los miembros de la ejecutiva de Compromís en la sede del partido, donde se iba a celebrar la reunión. La atención a los medios se ha producido yuxtapuesto a más de una docena de integrantes de la coalición visiblemente afectados y escoltada los líderes de los partidos de la coalición: Águeda Micó por Més Compromís, Juan Ponce por los Verdes y Alberto Ibáñez por Iniciativa. Minutos a posteriori de consumir la comparecencia, varios miembros de la coalición seguían abrazados y llorosos.

Pese al apoyo conocido que la coalición (formada por Iniciativa, Més Compromís y Els Verds-Equo) ha manifestado por la líder de Compromís, la presión de algunos sectores de la propia formación y la posibilidad de que el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, la destituyera si ella no adoptaba la atrevimiento han podido más que la intención de la propia Oltra de mantenerse en el cargo.

El Tribunal Superior de Honradez de la Comunidad Valenciana imputó, hace cinco días, a la vicepresidenta autonómica por, supuestamente, encubrir el caso de abusos a una pequeño tutelada por el que fue condenado su exmarido en diciembre de 2019. La imputación se produjo a posteriori de que el auditoría que instruía el caso concluyera que había indicios de su billete en la elaboración de un expediente para obstaculizar la investigación sobre su expareja o incluso para proteger la carrera política de la propia Oltra. La vicepresidenta, que además es la titular del unidad de Políticas Inclusivas, del que dependen los centros de menores, y diputada, ha de ser juzgada por el Tribunal Superior, dada su condición de aforado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte falta, suscríbete.

Suscríbete

La Fiscalía le acusa de los presuntos delitos de prevaricación, descuido de menores y omisión del deber de perseguir delitos y, aunque el tribunal señaló que “no existe prueba directa”, los tres magistrados consideraron que Oltra debía comparecer como imputada en presencia de la existencia de unos “indicios plurales, que en principio hacen pensar que fueron orquestados” por la vicepresidenta.

La dimisión de Oltra deja un gran hueco en el Botànic para el que se perfila, fundamentalmente, una candidata: la diputada Aitana Mas (Crevillent, 1990). Se tráfico de un nombre que genera consenso en las principales corrientes de Compromís como la mejor alternativa posible en presencia de esta situación.

#Mónica Oltra dimite como vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano #informativo #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*