#Talgo se cuela en la Renfe alemana #noticias #2022

#Talgo se cuela en la Renfe alemana #informativo #2022

Los CEO de Deutsche Bahn, Michael Peterson, y de Talgo, Gonzalo Urquijo, presentan en Berlín el nuevo ICE L que cubrirá rutas de alta velocidad en Alemania a partir de 2024.
Los CEO de Deutsche Bahn, Michael Peterson, y de Talgo, Gonzalo Urquijo, presentan en Berlín el nuevo ICE L que cubrirá rutas de adhesión velocidad en Alemania a partir de 2024.JENS SCHLUETER (AFP)

En plena crisis de popularidad por su creciente impuntualidad, Deutsche Bahn, la compañía ferroviaria pública alemana, presentó este miércoles su “tren del futuro”. Un nuevo maniquí, más accesible y con más capacidad, construido por la española Talgo, que empezará a circular en el segundo semestre de 2024.

La prensa pudo ver por primera vez un automóvil de pasajeros del tren diseñado y fabricado por Talgo en el ámbito de una oferta que por ahora incluye 23 composiciones (una propulsora y 17 coches) pero que podría salir a 100 unidades en el futuro. Este primer pedido, por valencia de 550 millones de euros, se formalizó en 2019 a posteriori de que Talgo presentara la proposición más atractiva en un concurso europeo en el que compitió, entre otros, con la alemana Siemens.

Los trenes de Talgo incorporan una novedad hasta ahora inédita en la flota de los ICE (iniciales de InterCityExpress, trenes de adhesión velocidad): el golpe a nivel de andén, sin escalones. Esta característica permitirá a los usuarios en arnés de ruedas o con movilidad estrecha implicar y desembarcar sin pobreza de ayuda externa, destacó la compañía, y ayudará a sujetar el tiempo de encerrona y así acortar los tiempos de alucinación.

El tren de Talgo para Deutsche Bahn es el primero con acceso sin escalón, a nivel de andén.
El tren de Talgo para Deutsche Bahn es el primero con golpe sin escalón, a nivel de andén. CLEMENS BILAN (EFE)

El nuevo maniquí de los trenes de adhesión velocidad alemanes se apasionamiento ICE L, en el que la L significa asfalto bajo (low floor en inglés). El diseño de Talgo circulará a una velocidad comercial máxima de 230 kilómetros hora, será interoperable e internacional. Entre las rutas que está previsto que ofrezca en 2024 está la que une Berlín con Amsterdam. Encima de Países Bajos, cruzará la frontera con Austria y con Suiza, y unirá ciudades alemanas en las rutas domésticas.

“El nivel de golpe en el ICE L define los criterios que queremos seguir a partir de ahora en los vehículos del futuro para el transporte de larga distancia”, destacó durante la presentación el CEO de Deutsche Bahn, Michael Peterson. “Estamos haciendo que los viajes en tren sean aún más inclusivos y cómodos”, añadió. El CEO de Talgo, Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz, no ocultó su satisfacción en presencia de el triunfo de una empresa española en el país de los ingenieros y las empresas tecnológicas. El nuevo maniquí “está llamado a ser remisión en el dinámico mercado europeo”.

La prensa alemana acogió con singular interés la accesibilidad de los nuevos trenes de Talgo, pero incluso criticó el hecho de que su incorporación se retrase un año respecto al calendario previsto. Deutsche Bahn lleva meses bajo presión por su creciente impuntualidad -menos del 60% de los trenes llegan a tiempo a su destino-, cancelaciones y cortes por obras. El ministro de Transportes, el espléndido Volker Wissing, reconoció en una entrevista en enero que los ferrocarriles alemanes, antiguamente un maniquí de eficiencia, “pueden y deben mejorar”.

La internacionalización de Talgo ha ido creciendo hito a hito desde el inicio de los 2000. La compañía española ha vendido trenes a la estadounidense Amtrak, opera la ruta de adhesión velocidad entre La Meca y Medina en Arabia Saudita y se hizo con la oferta de los ferrocarriles estatales rusos para cubrir el trayecto de adhesión velocidad entre Moscú y San Petersburgo, entre otros proyectos por todo el mundo. El mercado teutónico no era del todo desconocido para Talgo: en los abriles noventa vendió varios ejemplares para cubrir rutas nocturnas entre Berlín y Hamburgo y Múnich.

Los nuevos ICE para Deutsche Bahn contarán con 562 asientos, de los cuales 85 serán de primera clase. Encima de estar de moda con la propulsora de Talgo serán compatibles con otras tanto eléctricas como diésel para avalar la interoperabilidad. Los 17 coches de pasajeros se podrán ampliar o sujetar para adaptarse a la demanda, señaló Talgo en una nota de prensa.

La compañía destaca incluso que su diseño fomenta la descarbonización de la movilidad en Europa Central. Los nuevos trenes, más ligeros, tienen rudas independientes y ejes guiados, mucho menos pesados que los ejes convencionales. “Esto, inmediato con el diseño foráneo aerodinámicamente optimizado del transporte, da como resultado una excelente eficiencia energética, lo que permitirá sujetar el consumo de energía a la operadora alemana, ahorrando costes”, añade.

#Talgo se cuela en la Renfe alemana #informativo #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*