#Valverde regresa al Athletic con el triunfo presidencial de Jon Uriarte #noticias #2022

#Valverde regresa al Athletic con el triunfo presidencial de Jon Uriarte #noticiario #2022

Jon Uriarte, en el momento de votar para los comicios presidenciales del Athletic.
Jon Uriarte, en el momento de elegir para los comicios presidenciales del Athletic.Luis Tejido (EFE)

En Bilbao se preveía profusión, pero lució el sol. Las inmediaciones de San Mamés bullían como en los días de partido, los restaurantes tenían agotadas todas las reservas y en el cuartel militar posible de Jon Uriarte (Bilbao, 44 abriles) empezó a valer el cava. Primero, cuando se conoció que el candidato a la presidencia del Athletic había rebaño en las 24 mesas electorales. Y luego, pasada la medianoche, cuando se hicieron públicos los resultados.

Su trofeo resultó incontestable: 10.979 votos (46,71%) frente a los 7.927 (33,72%) de Iñaki Arechabaleta y los 4.262 (18,13%) de Ricardo Barkala. El mozo emprendedor vizcaíno, titulado en Dirección y Filial de Empresas, hijo del antiguo presidente del BBVA y muñidor además en su día del Concierto Financiero Vasco, Pedro Luis Uriarte, se convirtió en el 33º presidente en la historia del club. Su preparador será Ernesto Valverde, que abrirá su tercera etapa en el banquillo rojiblanco (2003-05 y 2013-17; como atleta estuvo entre 1990 y 96), posteriormente de dos abriles sabáticos tras su salida del Barcelona.

Desde Luis Márquez Marmolejo, el primer presidente del Athletic, nacido en Moguer (Huelva), hasta Jon Uriarte, han pasado 124 abriles, y ahora el peso de la tradición cae sobre el candidato más renovador. Una sorpresa, en cierto modo, porque la momento media de los socios del Athletic con derecho a voto es de 50 abriles, no muy alejada de la del nuevo presidente y que podría hacer pensar en un voto más conservador. Sin confiscación, no ha sido así esta vez. Ricardo Barkala, el candidato más corrido (67 abriles), fue el que menos votos cosechó; e Iñaki Arechabaleta (63), a un paso de la subsidio, no llegó a los números de Uriarte. Las cifras de los avales (Uriarte, 6.254; Barkala, 4.450; y Arechabaleta, 3.304) ya fue un avance del resultado electoral.

constructor de una web de adquisición de entradas que vendió a Ebay por más de 150 millones de euros, el nuevo presidente del Athletic trabajaba desde hace unos abriles adyacente a un clan de colaboradores en un esquema que, finalmente, tuvo su culminación con el avance a Ibaigane.

Tal vez contra pronóstico, porque Uriarte, que viste casual y luce una figura longilínea esculpida en el triatlón y el golf, fue el zaguero en incorporarse a la carrera electoral. Llevó a parte una campaña más atípica, con presentaciones virtuales y teniendo como sede un espacio de coworking en el centro de Bilbao en vez de traspasar un restringido al uso, como los otros dos candidatos. Por otra parte, apuntó en su momento que el director deportivo sería la piedra angular de su esquema y ganó en las urnas con esa plaza vacante tras el despido del mexicano Carlos Aviña, presentado y despedido a las horas posteriormente de un escándalo por varias imágenes subidas a Twitter hace una término con comentarios machista y homófobos.

Pero la polémica casi nada duró unas horas. Se diluyó en cuanto Uriarte, a la vez que Barkala, presentó a Ernesto Valverde como candidato a preparador (Arechabaleta iba de la mano de Marcelo Bielsa). Superó esa crisis y además la mencionado, en la que, según confesó, estuvo a punto de arrojar la toalla cuando denunció amenazas sin concretar interiormente de una campaña electoral con luces y sombras.

Con la camiseta de la Verdadero

Uriarte vio surcar la barcaza triunfal del Athletic con cuatro abriles, y lo hizo vestido con la camiseta de la Verdadero Sociedad, porque su tío es Luis Uranga, hermano de su causa, que fue presidente del club easonense. Estudió primaria en la ikastola Laurel; el BUP en los Jesuitas de Indautxu, el superficie en el que se celebraron las primeras elecciones democráticas del Athletic, y en el que además estudió Arechabaleta; y la carrera universitaria en la Comercial de Deusto. En la pelea en su casa por el apego a los colores, ganó su padre, que le hizo socio del Athletic hace 25 abriles, en la tribuna principal incorporación, a la que acudía adyacente a su hermana.

Cuando terminó sus estudios, Uriarte se curtió en la City de Londres, primero con un entendimiento en prácticas en Merrill Lynch, y posteriormente ya como fijo en la empresa. Colaboró algunos meses con su padre y regresó a Inglaterra para trabajar en Morgan Stanley, donde conoció a su socio, Ander Michelena, con el que en 2009, creó Ticketbits, la compañía que expandió por 48 países. Seis abriles posteriormente, la vendieron y crearon el clan All Iron, que incluye una gestora de haber aventura, una empresa inmobiliaria que adquisición edificios para su explotación como apartahoteles, y una condena hotelera puntera en tecnología.

Para intentar su trofeo en las elecciones, Uriarte eligió a Valverde en el banquillo, por la aprieto de dar estabilidad al club: “Diseñamos un esquema transformador en el campo de acción deportiva y, para desplegar cambios en la estructura, es necesario contar con estabilidad en el primer equipo. Y el preparador que más estabilidad puede dar en este club es, sin duda, Ernesto”, aseguró.

Su visión sobre la agrupación de Lezama se basamento en la transformación y especialización. “Fue la mejor escuela del mundo, pero no se ha desarrollado como debería”, dijo. “No está tan mal, pero hemos visitado escuelas punteras que hacen mejor las cosas, se van modernizando y trabajan el rendimiento del atleta. En Bilbao se hace, pero no como en otros sitios. Nos están adelantando y hay que corregir”, advirtió.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para aceptar nuestra newsletter semanal.

#Valverde regresa al Athletic con el triunfo presidencial de Jon Uriarte #noticiario #2022

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*